17/06/2014 fondos buitre

Blejer juzg "errado" el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos

"No descarto ningún tipo de negociación, porque no veo que haya otra alternativa", agregó el ex presidente del Banco Central.

 "Sería conveniente resolver esto lo más pronto posible para evitar las consecuencias negativas de una situación incierta", sostuvo Blejer en declaraciones a radio América.

"Sería conveniente resolver esto lo más pronto posible para evitar las consecuencias negativas de una situación incierta"


El economista consideró "bastante desafortunado" el fallo, ya que "afecta la capacidad de un soberano de refinanciar su deuda, lo cual es normal en los mercados financieros internacionales".

"A mí me cuenta gente que está relacionada directamente con la Corte de Estados Unidos que este es el último tango del juez (Thomas) Griesa, y no se querría ir en estas condiciones", reveló Blejer desde Israel por vía telefónica.

"Tal vez por eso -añadió- esté tratando en estos momentos (el juez) de abrir el juego a una negociación, cosa de retirarse en una mejor posición que habiendo validado algo que el sistema financiero internacional va a corregir en algún momento".

Blejer recordó que la posición argentina fue respaldada por una "coalición desde el Fondo Monetario Internacional y el Vaticano hasta varios países".

Señaló, luego, que hay que "buscar la ingeniería financiera que permita terminar con este problema, si no, vamos a ir varios casilleros para atrás en lo que se ha avanzado".

Blejer dijo que "es muy dificultoso pagar en Buenos Aires, porque cambiarían las condiciones contractuales, y hay que conseguir que el 100% de los acreedores acepte; los que no lo hagan pueden pedir un default técnico".

Los fondos buitre, recordó, compraron deuda muy barata a un promedio de 20 centavos por dólar, y reclaman el 100%, pero "podría ser que acepten un 40% para tener una ganancia".

El ex titular del BCRA dijo que los proyectos de inversión facilitados por el acuerdo con el Club de París pueden demorarse, aunque "no se van a abortar". 

Explicó, por otra parte, que la situación "es mucho más manejable" que el default de 2001, que representaba cinco veces las reservas monetarias, cuando ahora se habla de la mitad.

"Esto es un residuo del 2001" y no surge por un mal manejo del tema: "no sé quién puede festejar este fallo desafortunado; entre los distintos aspectos de la política internacional del gobierno el único en el que hay un consenso general es en que a los fondos buitre no se les puede pagar lo que piden", concluyó.