08/06/2014 premio

Liliana Mazure, una larga relacin con Francia y su cultura

La diputada, que acaba de recibir la distinción de Chevalier de l’Ordre des Arts et des Lettres, resaltó en diálogo con Télam su relación personal y los lazos culturales que estableció con el país galo a su paso por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa).

Mazure, que comenzó su relación con el cine en la década del 70 en el campo de la animación, marchó al exilio en México, y regresó ya en democracia para dedicarse a la producción, recorriendo un importante camino antes de acceder a la función pública, que primero ejerció como presidenta del Incaa y ahora en el Congreso.

Liliana Mazure, una larga relacin con Francia y su cultura.

Tras la gestión de Jorge Coscia y Jorge Alvarez en el Incaa, iniciada en 2002 y 2008, ocupó por cinco años la presidencia del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) y le tocó encarar no sólo la consolidación del cine nacional como industria sino también su proyección internacional.

Luego de una etapa en donde se puso en plena vigencia la Ley de Cine y se alcanzó un nivel de producción que supera el centenar de producciones anuales, durante su gestión se puso en marcha, además, la consolidación de la producción de contenidos para la televisión.

Pero, sin embargo, esta coyuntura que implicó además el impulso dado a la televisión, en principio con la creación del canal Incaa TV y luego la aprobación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual tuvieron su complemento en los vínculos con el exterior.

"Estoy convencida que este no es un reconocimiento personal, sino a una construcción colectiva"


Liliana Mazure
En la lista de logros de su gestión en el Incaa sobresale el de la creación del mercado Ventana Sur, en sociedad con el Marche du Film, del Festival de Cannes, la más importante de todas las muestras competitivas del mundo, que es el que sumó mucho puntos en favor de este reconocimiento.

“Me emocionó mucho que me distinguieran y eso me impulsó a preparar un armado que con satisfacción pude comprobar que no solo me tocó a mi sino a quienes vinieron al acto, porque estoy convencida que este no es un reconocimiento personal, sino a una construcción colectiva”, aseguró en diálogo con Télam.

“Además de las palabras del embajador Jean-Michel Casa fueron emocionantes las del diputado Eric Calcagno, en representación del presidente de la Cámara, Julián Domínguez, y como confieso no puedo hacer de otra manera, preparé un armado de imágenes, las recientes de gestión y otras personales en la que conté un poco el porqué de esto”, dijo.

“Además de los últimos años durante la gestión del Incaa, reuní imágenes de los programas que estamos llevando a cabo con Francia  como Ventana Sur, el mercado Mipcom dedicado a televisión en Cannes, la Semana de Cine Europeo, y el tema de nuevas tecnologías y normas ISO con el Centre National du Cinema”, explicó.

“Lo importante era que no se trataba solo de fotos mías, sino de gente que trabajó desde el Incaa en estos temas, como Bernardo Bergeret, nuestro gerente de asuntos internacionales y Lucrecia Cardoso, antes vicepresidenta y ahora al frente del Incaa, y los 300 que conformamos la delegación argentina que viajó al Mipcom, por ejemplo”, enumeró.

“Después si llegaron las imágenes de mi relación personal con Francia, porque yo estudié en el Sagrado Corazón, con las monjas francesas, y vinieron muchas de mis compañeras de entonces, como yo viendo esas fotos de cuando teníamos quince años, con uniforme y corbatitas, y la particular historia de ese colegio”, recuerda.

Mazure repasó que “en la década del 70, sus autoridades entregaron el colegio a manos de civiles  y las monjas se fueron a militar y vivir en las villas y la madre del lugar que era Florencia de la Serna, tía del Che Guevara se fue a vivir a Cuba y es la que pone la bandera argentina sobre el cajón con los restos de su sobrino cuando llegó a La Habana”.

Según Mazure “De alguna forma mi idea fue expresar en este segundo capítulo que todas las familias argentinas estábamos atravesadas por esta historia que fuimos construyendo y el tercero es una compilación de las fotos que rescaté de mis bisabuelos franceses que llegaron a Santiago de Estero en 1880, de participar en la Comuna de París”.

“Ellos abrieron allí el primer cine del lugar, el Petit Palais, que se incendió en 1930, con fotos de mi bisabuelo y de mi abuelo, el que me repetía ‘Europa está vieja, Latinoamérica es el futuro’, al que escuchaba con mucha atención y cuyas palabras me quedaron muy grabadas y finalmente rescaté un cortito, en el que aparezco con mi papá, allí en 2010”, redondeó.

“Esta medalla es para todos, porque se trata de una construcción colectiva porque todos tenemos historias como estas, yo tengo la posibilidad de contarla, pero es como contar la de todos, de dónde venimos y adónde vamos, que me tuve que exiliar por pensar como lo hacía, y que el punto de inflexión está en los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández que me permitieron llevar adelante las políticas audiovisuales en las que creo”.

“No es casual que haya estado un año como productora en el Festival de Mar del Plata y en el Bafici: allí no pude hacer lo que quería, pero durante mi gestión en el Incaa fui muy apoyada por la Presidenta y por esto estoy muy agradecida, incluida en esta política de igualdad de oportunidades, un poco privilegiada si, pero incluida a fin de cuentas”, concluyó.

Además de muchas presencias del espectáculo y en especial del cine, se leyeron adhesiones de la ministra de Cultura de la Nación, Liliana Parodi, la senadora Beatriz Rojkés de Alperovich, el vicecanciller Eduardo Zuain, y de Juan Buchet, de Radio France.

En un mensaje, el cineasta Juan José Campanella expresó: “¡Vos sabés que además sos alguien con la que me enorgullece sacarme una foto. Pero estoy en USA, adonde vine por laburo, pitcheando una serie que quiero hacer, así que me la pierdo.¡Felicitaciones! Merecedisímas!”.