05/06/2014 industria

El Gobierno volvi a pedirle a las automotrices que bajen los precios

La ministra de Industria, Débora Giorgi, y su par de Economía, Axel Kicillof, le reiteraron el pedido a las terminales del sector automotor que disminuyan los precios de los autos, en al menos un 10%, y en contrapartida ofrecieron analizar la posibilidad de implementar un "esquema de financiamiento" que llegue al público.


Así lo informaron esta tarde fuentes que participaron del encuentro, luego que ambos ministros recibieran de manera conjunta a cada uno de los representantes de las terminales, en reuniones celebradas de manera separada.

En esas reuniones "quedó claro que son diferentes las situaciones de cada una de las compañías" ante la baja en las ventas que en abril pasado mostró una merma del 35% interanual.

En las reuniones, Kicillof estuvo acompañado por el secretario de Comercio, Augusto Costa, y la subsecretaria de Mejora de la Competitividad, Mariana González.

Por su parte, Giorgi estuvo secundada por su secretario de Planeamiento, Horacio Cepeda.

Los funcionarios recibieron, de manera separada, a la presidente de General Motors, Isela Constantini; al de Ranault, Thierry Koskas,; a los directivos del Grupo Peugeot-Citroën, Rodrigo Pérez Graciano; de Toyota, Daniel Afione y Diego Prado; y de Volkswagen, Luis Merens y Jorge Portugal.

A principios de la actual semana, la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) informó que el patentamiento de vehículos retrocedió durante abril 35% respecto de igual mes del año anterior.

Durante el mes pasado, se patentaron 52.901 vehículos, lo que representó una baja del 35 por ciento respecto de abril de 2013, cuando se habían registrados 82.042 unidades.

El acumulado del primer cuatrimestre refleja 272.095 unidades patentadas, con un descenso del 18% en comparación con el mismo lapso de 2013 cuando se habían registrado 333.065 vehículos.

El titular de la entidad, Abel Bomrad, sostuvo que "el mercado continúa mostrando una pronunciada baja, lo que ratifica que los concesionarios deberán adaptarse rápidamente a esta nueva realidad, muy diferente a la del pasado año récord".

La reunión celebrada hoy por Kicillof y Giorgi con las principales terminales es una continuidad de la celebrada a mediados del mes pasado, cuando las empresas se comprometieron a no despedir empleados.

En ese reunión también abordaron las negociaciones que mantienen  Argentina y Brasil por el comercio automotor, luego que el lunes  Giorgi, y su par de Industria brasileño, Mauro Borges, avanzaran  en la discusión para alcanzar un acuerdo destinado a equilibrar la balanza comercial del sector automotor, que el año pasado fue favorable a Brasil en 3.100 millones de dólares.

En ese marco, acordaron volver a reunirse el próximo miércoles en Buenos Aires, para terminar de cerrar el nuevo acuerdo en materia automotriz que regirá para ambos países.