18/05/2014 en Ginebra

Cuba se prepara para presidir la asamblea de la OMS por primera vez

El país, cuya medicina goza de un alto prestigio a nivel internacional, presidirá por primera vez la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud, cuya edición 67° comenzará este lunes en Ginebra (Suiza) con la presencia del ministro Juan Manzur y de representantes de los otros 193 Estados miembros.

Manzur arribó a la ciudad europea para participar del encuentro, que se extenderá hasta el 24 de mayo en el Palacio de las Naciones, y en el marco del cual disertará sobre la mejora de los diferentes indicadores sanitarios registrada en el país en la última década.

La Asamblea Mundial de la Salud es el máximo órgano de decisión de la OMS, se reúne una vez al año y es la encargada de determinar las políticas de la entidad y aprobar el presupuesto para el próximo bienio

El funcionario se reunirá esta tarde con sus pares de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) y miembros de las delegaciones oficiales de esos países para consensuar propuestas sanitarias comunes, de cara a dicha reunión global.

Además, participará de un encuentro de trabajo junto a los jefes de delegaciones de los países de la Región de las Américas, con el objetivo de ratificar las posiciones oficiales de los gobiernos respecto a los puestos sujetos a elección durante la presente Asamblea Mundial de la Salud.

La Asamblea Mundial de la Salud es el máximo órgano de decisión de la OMS, se reúne una vez al año y es la encargada de determinar las políticas de la entidad y aprobar el presupuesto para el próximo bienio.

“El hecho de que la región de las Américas haya escogido a Cuba para presidir por primera vez esta reunión significa un reconocimiento a los logros de la Revolución en esta esfera”, dijo a Prensa Latina Antonio González, jefe del departamento de organismos internacionales del Ministerio de Salud Pública de la isla.

La mayor de las Antillas terminó el 2013 con una tasa de mortalidad infantil de 4,2 por cada mil nacidos vivos, lo cual la sitúa entre las naciones con mejores indicadores a nivel internacional.

A pesar de sufrir desde hace más de medio siglo los efectos del bloqueo estadounidense, el país caribeño garantiza el acceso universal y gratuito a la atención médica y su programa de vacunación tiene una de las más amplias coberturas del mundo al permitir la prevención de 13 enfermedades.

Cuba también brinda su ayuda a otras naciones y actualmente colaboran en el exterior cerca de 50 mil profesionales de la Salud.

Este año, la sesión de la Asamblea estará focalizada en la relación entre clima y salud, y se debatirá en torno a problemáticas como la prevención de la tuberculosis, el plan de acción mundial sobre vacunas, hepatitis, plan de acción para la prevención y control de enfermedades no transmisibles y el manejo de los trastornos del espectro autista.

Además, los titulares de las carteras sanitarias analizarán los avances en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas, la salud en la agenda de desarrollo post-2015, el plan de acción para la salud del recién nacido, entre otros temas.