12/05/2014 Buenos Aires

Restauran la parroquia de La Plata donde se casaron Pern y Eva Duarte

La iglesia San Francisco de Asís será restaurada a partir del mes que viene por el gobierno de la provincia de Buenos Aires con un presupuesto superior a los seis millones de pesos.


El templo, ubicado en las calles 12 entre 68 y 69, fue declarado Monumento Histórico provincial en 1975 por haberse casado allí Perón y Evita el 10 de diciembre de 1945, pero la dictadura militar lo eliminó del catálogo de monumentos históricos, y fue reincorporado en 1987.

La parroquia fue construida a fines del siglo XIX por el ingeniero Santiago Batillana, de acuerdo a un neto estilo neoromántico, y en 2012 sufrió la caída de parte del techo de uno de sus salones.

Las obras de restauración serán encaradas por el Ministerio de Infraestructura provincial en el marco del Programa Bicentenario y Obra Pública Patrimonial de la provincia.

Los trabajos, para los que esa cartera realizó una licitación y que demandarán una inversión de 6.279.000 pesos, comprenden en una primera etapa la restauración del teatro, edificio que forma parte del conjunto franciscano junto con la iglesia.

También se atenderán los problemas más urgentes que afectan al edificio principal de la iglesia, para lo cual se realizará el recambio de chapas deterioradas, la instalación de zinguería y la reparación de la estructura de soporte de los techos.

Además se efectuará la impermeabilización de las cubiertas planas, el tratamiento para el control de la humedad y el arreglo de las veredas perimetrales del edificio.

"Todo esto permitirá volver a contar con el espacio para las actividades que se desarrollaban con la comunidad, mientras se monitorea el comportamiento de los componentes originales de la iglesia sobre las acciones de control de humedad", dijo a Télam una fuente del Ministerio de Infraestructura.

Este monitoreo "guiará el desarrollo de un plan de restauración integral de la parroquia que se ejecutará en una segunda y posterior etapa", explicó.

Se estima que las tareas específicas en obra comiencen a fines de junio y su plazo de ejecución es de aproximadamente un año.

Cristina Alvarez Rodríguez, la sobrina nieta de Eva Perón, detalló a Télam que "Perón y Evita se habían casado por civil el 22 de octubre de ese año en Junín, pero que eligieron esa parroquia por recomendación del fray Pedro Errecart, un hermano franciscano muy amigo de Perón, y luego de Evita".

El religioso "aconsejó a Perón a casarse por Iglesia para legitimar esa unión ante los ojos de Dios. Para la fe católica, seguía estando en concubinato", precisó.

Agregó además que "Perón ya era candidato a la presidencia de un país católico y debía casarse por Iglesia para evitar la afrenta de este sector, de las Fuerzas Armadas y de una parte importante de la sociedad".

Expresó además que su abuela, Blanca Duarte de Álvarez Rodríguez, fue testigo del casamiento junto a su tío abuelo, Juan Duarte.

Relató que los padrinos de la ceremonia "fueron mi bisabuela, y madre de Evita, doña Juana Ibarguren y Domingo Mercante, muy cercano a la pareja y, tras la asunción de Perón como presidente, gobernador de la provincia de Buenos Aires".

La hoy ministra de gobierno bonaerense dijo que Evita "lució un vestido floreado, que mi tía abuela ha guardado celosamente y con gran cariño ya que es un gran recuerdo de su hermana en ese momento tan pleno y feliz".

Contó además que la ceremonia "fue sencilla, íntima y familiar" y graficó que "asistió toda la familia de Evita, es decir, su madre y sus hermanos, Elisa, Blanca, Juan y Erminda".

Por el lado de Perón "estaba Mercante, gran amigo, pero no su familia ya que en ese momento estaba viviendo en el sur.

También estuvo presente el fray Pedro Errecart, que fue quien hizo las gestiones para que se casen en la Parroquia de San Francisco de Asís, pero no fue quien los casó" aseguró y aclaró que quien ofició la boda "fue el Fray Francisco Sciammarella, tal como figura en el acta".

La ministra destacó que tras el enlace "hubo una pequeña reunión familiar para celebrar el momento, pero no mucho más".

En julio de 2011, el gobierno bonaerense licitó la restauración y puesta en valor del templo, pero como no tuvo oferentes, quedó desierta, por lo que luego se hizo un nuevo llamado.