08/05/2014 simetra

Las grandes empresas de Internet le exigen a los Estados Unidos que respete la neutralidad en la red

Cerca de 150 compañías de Internet, entre ellas gigantes como Amazon, Google, Microsoft y Facebook, se unieron para solicitar a la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos (FCC) que mantenga la llamada "neutralidad en la red", ante versiones que indican que ese principio podría ser modificado para permitir la discriminación de velocidad en el acceso a ciertos contenidos.



"Escribimos para expresar nuestro apoyo a una Internet libre y abierta", comienza la carta que las empresas elevaron a las autoridades de la entidad que regula las telecomunicaciones en Estados Unidos, después de que su titular, Tom Wheeler, deslizara la posibilidad de modificar las normas que regulan el acceso a los contenidos en Internet.

La "neutralidad en la red" es un principio que implica que los prestadores de conexión deben garantizar a sus clientes la velocidad contratada, independientemente de los sitios, plataformas o contenidos a los que estos accedan.

En los últimos años se vino dando un debate sobre este tema a nivel global debido a que diversas compañías están dispuestas a pagar a las proveedoras de Internet una tarifa más elevada para que los usuarios accedan más rápido a sus contenidos que a los de la competencia, lo que acabaría con la idea de una red "neutra" o simétrica.

La misiva enviada a la FCC, que da cuenta de un interés común sobre las rivalidades comerciales de los firmantes, destaca que la innovación que tuvo lugar durante los últimos 20 años en materia de contenidos y servicios fue posible gracias a la ausencia de discriminación.

"La innovación que hemos visto hasta la fecha ocurrió en un mundo sin discriminación. Una Internet abierta también ha sido una plataforma para la libertad de expresión y la oportunidad de miles de millones de usuarios", expresa la carta.

El texto puntualiza que esas innovaciones, que en su mayoría surgieron en Estados Unidos, "han creado un enorme valor para los internautas, han impulsado el crecimiento económico y han convertido a nuestras empresas en líderes mundiales".

En un reconocimiento a la labor de la Comisión, la carta concede que Internet "sigue siendo un motor de la iniciativa empresarial y del crecimiento económico" debido al "compromiso y las acciones" emprendidas por esa institución a lo largo del tiempo.

Sin embargo, las empresas muestran en el texto su preocupación por las recientes versiones aparecidas en medios de prensa que indican que "la Comisión tiene intención de proponer normas que permitirían a los proveedores de telefonía y servicios de Internet por cable discriminar tanto técnica como financieramente a las empresas e imponer nuevos peajes".

"Si estos informes son correctos, esto representa una grave amenaza a Internet"



"Si estos informes son correctos, esto representa una grave amenaza a Internet", señala la carta.

El 24 de abril, mientras en el marco del congreso Net Mundial 2014 los representantes de unos 80 países debatían en Brasil el presente y futuro de la gobernanza de Internet, el titular de la FCC comunicó su intención de revisar la normativa existente con la intención de facilitarle a las empresas proveedoras de Internet la diferenciación de velocidades de conexión.

Ese hecho, que según analistas fue la causa de que la declaración final del evento no se explayara, como se preveía, sobre el principio de "neutralidad en la red", se interpretó como una victoria de las grandes telefónicas y demás prestadoras de conectividad sobre usuarios y gobiernos.

"En lugar de permitir la negociación individualizada y la discriminación, las normas de la Comisión deben proteger a los usuarios y a las empresas de Internet -en plataformas fijas y móviles- contra el bloqueo, la discriminación y el pago de la priorización, y deben hacer el mercado de los servicios de Internet más transparente", exige la carta, y considera que "las normas deben dar seguridad a todos los participantes en el mercado y mantener bajos los costes de la regulación".

"Tales normas son esenciales para el futuro de Internet. La FCC debe adoptar las medidas necesarias para garantizar que Internet siga siendo una plataforma abierta para la libertad de expresión y el comercio", concluye el texto.

La carta está firmada por grandes y pequeñas compañías, desde Dropbox, Yahoo!, Ebay y Netflix hasta Zynga, Duolingo y BitTorrent, entre muchas otras.

Comentarios