06/05/2014 esclavitud

Nuevo secuestro de nias en Nigeria

Milicianos de la secta radical islamista Boko Haram, que desde hace tres semanas mantienen cautivas más de 200 niñas, en la madrugada raptaron a otras ocho de entre 12 y 15 años, informaron oficialmente.


"Eran muchos y la mayoría de ellos llevaban armas. Llegaron en dos vehículos pintados con colores militares y empezaron a disparar contra nuestra localidad", detalló Lazarus Musa, un vecino de Warabe, informó la agencia de noticias Europa Press.
Una fuente policial aseguró que los secuestradores se llevaron a las chicas en camiones, mientras saqueaban mercancías y alimentos, y robaban ganado.

Aboubakar Shekau, actual líder de Boko Haram, anunció ayer que pretenden vender como esclavas a las 276 jóvenes, de entre 17 y 18 años, que secuestraron de una escuela de la localidad de Chibok, en el noreste de Nigeria, el pasado 14 de abril.

"He dicho que la educación occidental debe cesar. Las niñas deben abandonar (la escuela) y casarse", señaló Shekau en un video difundido ayer en el que aparece acompañado por otros dos hombres, entre un vehí­culo blindado y dos camionetas con ametralladoras.

Una de las niñas secuestradas que logró escapar relató que las rehenes más jóvenes sufrían hasta 15 violaciones al día y que fue entregada como esposa a uno de los líderes de la secta

Según la prensa local, algunas de las escolares secuestradas -del total de raptadas 53 lograron escapar- ya fueron vendidas como esposas en la frontera con Chad y Camerún a un precio de 12 dólares.

Una de las niñas secuestradas que logró escapar relató que las rehenes más jóvenes sufrían hasta 15 violaciones al día y que fue entregada como esposa a uno de los líderes de la secta.

El grupo islamista que lucha por el establecimiento en Nigeria de un Estado regido por la sharia (ley islámica), en los últimos tiempos incrementó sus ataques.

El mismo día que secuestraron a las más de 276 niñas, al menos 75 personas murieron por la exploción de una bomba en Abuya, la capital nigeriana, en tanto que la semana pasada perdieron la vida otras 19 producto de otro atentado del grupo islámico.

La incapacidad del Ejército nigeriano para encontrar rastros de las niñas generó una serie de protestas tanto en la capital como en la ciudad de Lagos y en la zona del noroeste, que es donde opera el grupo islamista con mayor frecuencia.

La organización islamista existe desde la década del 90 con distintos nombres. El nacimiento del actual Boko Haram se produjo en 2002 en la mezquita de Maiduguri y su creador fue Mohamed Yusuf.

Los hombres de Yusuf lanzaron una serie de ataques en el año 2009 en el norte del país, lo que desencadenó fuertes choques con el Ejército, que terminó saldándose con la muerte de cientos de militantes islamistas, entre ellos su artífice y líder Mohamed Yusuf.

A partir de ese momento quien era el número dos de Yusuf, Abubakar Shekau, pasó a ser el líder de la organización, expresando su solidaridad con Al Qaeda y amenazando a Estados Unidos.

El 21 de junio de 2012, el Departamento de Estado norteamericano incluyó a Shekau en la "lista de terroristas" y ofreció una recompensa de hasta siete millones de dólares por su cabeza. Aunque no hay un balance oficial, los atentados y ataques de Boko Haram dejaron decenas de miles de muertos en los últimos años  y provocaron el desplazamiento de una cifra similar, sobre todo en el norte del país que es donde están más activos.

Entre enero y marzo de este año, según los datos de la Agencia Nacional de Gestión de Eergencias de Nigeria, cerca de 250.000 personas fueron desplazadas en los estados de Yobe, Borno y Adamawa, todos ubicados en el norte del país.

En 2013, el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, impuso el estado de emergencia, sin embargo no pudo exorcizar los atentados que los islamistas que reniengan de la educación occidental realizan en su país.

Ayer, Jonathan hizo hincapié en que su Gobierno no está negociando con Boko Haram la liberación de las niñas, de mayoría cristiana y garantizó que el Ejecutivo nigeriano rescatará a las menores con la ayuda de familiares y de sus profesores.

El mandatario llamó además a países vecinos como Camerún, Chad y Benín y a otros en el norte de Africa a cooperar con Nigeria en la localización de las estudiantes, que según algunos "rumores" podrían haber salido del país, apuntó.
etiquetas