25/04/2014 ciudad

Fue recordado el primer aniversario de la represin en el Borda

Profesionales, pacientes, sindicalistas y legisladores evocaron la violencia que ejerció la policía Metropolitana en el hospital y celebraron que la Justicia haya revocado el sobreseimiento de los funcionarios porteños implicados.



"Hace un año repetíamos una frase del dirigente Germán Abdala que dice que `en la metodología está la ideología`. Con este brutal ataque contra el Borda el gobierno de (Mauricio) Macri no hace más que confirmar su intención de destrucción sistemática de la salud pública", aseguró Gabriel Cavia, responsable de la Asociación de Profesionales del Borda.

Cavia -uno de los oradores del acto que se realizó a partir de las 10 sobre la avenida Ramón Carrillo, frente al acceso principal del hospital- señaló que "desde el comienzo nosotros dijimos que lo que sucedió el 26 de abril no fue un desborde de la policía sino una acción criminal planificada".

"Lo mismo entendió el fiscal de la causa y recibimos ayer con alegría la noticia de que la Justicia revocó los sobreseimientos a los funcionarios, por lo que ese juez López que intentó un blindaje judicial hoy tendrá que ponerse a investigar", sostuvo Cavia.

Ayer, la Sala IV de la Cámara del Crimen dejó sin efecto la resolución del juez López quien, en diciembre, sobreseyó a Macri; a la vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal; al jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y a los ministros de Seguridad, Guillermo Montenegro; de Salud, Graciela Reybaud, y de Planificación Urbana, Daniel Chaín.

El 26 de abril de 2013, efectivos de seguridad ingresaron al hospital Borda antes del amanecer para garantizar que una empresa contratista pudiera tirar abajo el edificio del taller protegido 19



Además, la Cámara confirmó el procesamiento de seis trabajadores, aunque quitó el cargo de intento de robo a Daniel Catalano, dirigente de ATE Capital, quien fue detenido días después de la represión.

"Hace un año que nuestras familias vienen siendo castigadas, pero quienes militamos sabemos que estos riesgos se corren y no por ello dejamos de ponerle el cuerpo para defender la salud pública, igual que lo hacen cada día los trabajadores del Borda que luchan porque los pacientes tengan una oportunidad de vida", dijo Catalano.

Por su parte, Juan Carlos Ibarra, miembro de la Junta Interna de ATE en el Borda, recordó que "la destrucción del edificio donde funcionaba el Taller Protegido 19 era necesaria para el gobierno de la Ciudad para avanzar con su proyecto de construir un centro cívico y un negocio inmobiliario".

"Con la excusa de que el edificio era contaminante porque tenía asbesto en el techo, el Gobierno porteño entró de manera ilegal al hospital, violentando una puerta del fondo, y lo tiró abajo, pero luego se tomó nueve meses para retirar los escombros contaminados, y lo hizo por orden judicial", aseveró Ibarra.

El 26 de abril de 2013, unos 400 efectivos de seguridad ingresaron al hospital Borda antes del amanecer para garantizar que una empresa contratista pudiera tirar abajo el edificio del taller protegido 19, donde los pacientes realizaban talleres de oficios.

Trabajadores, pacientes, familiares de pacientes y militantes sociales y sindicales se presentaron en el lugar para impedir la demolición y fueron salvajemente reprimidos con gases, balas de goma y palazos durante más de ocho horas.

Debido a la represión más de 40 personas sufrieron heridas, entre ellas varios periodistas. Además hubo ocho detenidos en el momento, de los cuales cinco fueron procesados y unos días después fueron a buscar a Daniel Catalano a su casa. 

Mañana, organizaciones sociales y políticas marcharán a las 13 desde Constitución hasta el Borda y a las 15 realizarán un festival en el hospital con una radio abierta, música, teatro y poesía.