14/04/2014 Chile

Llegan a 14 las vctimas por el incendio en Valparaso

El número de víctimas fatales por el gigantesco incendio que todavía afecta a los cerros de Valparaíso aumentó a 14, ya que la Armada y Carabineros confirmaron el fallecimiento de otras dos personas.

El incendio, que comenzó en la tarde del sábado en los cerros de Valparaíso por motivos que aún se desconocen, ya provocó 14 muertes, más de 8.000 damnificados, y más de 2.000 casas y 1.000 hectáreas quemadas.

Las dos últimas víctimas reportadas por la Armada y Carabineros son un hombre de 84 años y su hijo, de 52, cuyos cuerpos fueron hallados en el cerro Las Cañas.

El director Ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), Aarón Cavieres, informó: "tenemos un avance en la contención del incendio, pero no podemos declararlo controlado", ya que todavía había brigadistas trabajando en los cerros Ramaditas y Rocuant.

La Conaf informó que los focos aún activos están en los sectores altos de Valparaíso y que trabajan para controlarlos y evitar el avance de las llamas hacia sectores poblados, con apoyo de 21 aeronaves, bomberos y brigadistas.

El incendio ha afectado una superficie de alrededor de 1.000 hectáreas, por lo que no sólo aumentó el número de fallecidos de 12 a 14 sino que el siniestro ha consumido 150 hectáreas más de las 850 informadas en horas de la mañana, detalló Cavieres.

No obstante, el funcionario aclaró que "evidentemente, la situación puede cambiar porque el viento es un factor determinante en esta zona".

Por eso ahora la instrucción para los funcionarios de la Conaf y los bomberos es humedecer las áreas donde hubo puntos calientes, arrojando agua allí debido a la posibilidad de que haya un incendio subterráneo, es decir, pequeñas brasas que quedaron debajo de las cenizas y que con la acción del viento pueden provocar un rebrote del fuego.

En la zona también colaboraban centenares de voluntarios, que en horas del mediodía realizaban una cadena humana para llevar baldes de agua a los sectores altos de los cerros.

Los ocho albergues dispuestos en la ciudad de Valparaíso están completos y se está trabajando para dar alimento, agua y ropa a todos los damnificados a través de colectas que se están realizando en todas las regiones del país.

Desde Argentina, a solicitud del gobierno chileno, se enviarán seis aviones hidrantes, un avión observador y 37 brigadistas para ayudar a combatir los focos activos.

El gobierno chileno dijo hoy que "lo más probable" es que el gigantesco incendio que azota desde el sábado el puerto de Valparaíso haya sido ocasionado por una o más personas.

"Aquí hay acción humana y a eso nos abocamos", reveló el director regional de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi), Guillermo de la Maza, citado por la agencia alemana de noticias DPA.

La hipótesis fue apoyada por el jefe del Laboratorio de Criminalística de Carabineros, Claudio Pavez, quien añadió que sus hombres indagan el uso "intencional o voluntario" de acelerantes ígneos en la crisis.

El gobierno, aunque de forma inicial, descartó además la sospecha de que el fuego haya tenido origen casual en el choque de dos aves contra un cable de alta tensión.

"Donde se origina el incendio, no hay tendido eléctrico, por lo tanto, un ave que se electrocute no puede volar más allá de 100 metros. Tampoco hubo caída de cables", explicó.

Por ello, de la Maza adelantó que en caso necesario el gobierno iniciará acciones judiciales por la tragedia. "Alguien tiene que pagar y para eso es que necesitamos la colaboración de la gente", advirtió el funcionario.

"Esto no se trata de delatar, sino de tener una actitud cívica responsable. Hay que denunciar a quienes han hecho este tremendo daño a la ciudad", recalcó.