14/04/2014 Tragedia de Once

"Omar Maturaro es el Yabrn de los sindicalistas", asegur el abogado Dalbn sobre el titular de La Fraternidad

Lo aseguró el abogado Gregorio Dalbón, uno de los querellantes en la denominada "Tragedia de Once", al afirmar que "nunca denunció ante la Justicia lo que ahora está afirmando ante la prensa de que había problemas con los frenos de los trenes".

En un reportaje concedido al diario La Nación el sábado pasado, Maturno indicó que había advertido tanto a funcionarios del gobierno como a los empresarios de que había problemas con los frenos de los trenes, aunque según explicó el abogado Dalbón estas presuntas inquietudes nunca se plasmaron en una denuncia judicial.

"Omar Maturano es el Yabrán de los sindicalistas. Si tenía conocimiento de que los frenos no funcionaban él debió parar a los maquinistas que dependen de él. En algún punto o fue cómplice o fue encubridor", indicó Dalbón, quien representa a una de las querellas del siniestro de uno de los trenes del ferrocarril Sarmiento que le costó la vida a 51 personas en la estación Once.

Asimismo, el abogado Dalbón, al hablar con Télam, celebró la decisión del tribunal, confirmada hoy, de no permitir la televisación en vivo del proceso judicial.

"Hoy creo que se impuso el derecho contra la inquisición, contra el escarnio público. Esta decisión del tribunal la hemos tomado como un triunfo, ya que nos importa saber la verdad. Si esto se televisaba podía terminar en la impunidad. Esto es un tribunal, no es el salón de la fama de Hollywood", apuntó el letrado.

La posibilidad de que el juicio sea televisado había sido reclamada por otra de las querellas.

"Si tenía conocimiento de que los frenos no funcionaban él debió parar a los maquinistas que dependen de él"


Gregorio Dalbón
El doctor Dalbón se diferenció de las estrategias que utilizan otros querellantes al decir que "representamos al doble o el triple de familias y nos mantenemos en silencio, no sólo con la prensa, y por eso nos opusimos a la televisación, y el tribunal nos dio la razón. Los que tienen que ver las pruebas son los jueces".

"Tenemos un código procesal penal que respetar, más allá de las ansiedades personales. Queremos que se condene a los responsables pero con objetividad, no linchándolos mediáticamente. Si alguna de las querellas pretende que nos unamos en esta `patriada` para que la gente `junte odio` hacia alguno de los acusados no contarán con nosotros", apuntó Dalbón.

En otro orden, el abogado pidió no olvidar el crimen del maquinista Leandro Andrada, quien el día del siniestro le entregó la formación a su colega Marcos Córdoba en la estación Castelar.

Andrada, un testigo clave en la causa de la tragedia de Once, murió asesinado de cuatro balazos en un presunto robo mientras esperaba un colectivo en Ituzaingó.

"Este un hecho impune que hasta la fecha no fue resuelto. Hay una pésima instrucción del juez Bonadio, mientras el gremio de La Fraternidad no se ocupó de este asesinato y nunca se acercó a la familia Andrada. Me parece que Maturano (secretario general del gremio) podría agarrar su camioneta Audi Q5 e ir hasta Ituzaingó, para hablar con la familia de este maquinista asesinado", finalizó Dalbón.