01/04/2014 aniversario

Richard Gott: "La historia de Malvinas es poco estudiada en el Reino Unido"

El periodista británico Richard Gott sabe que más allá de la postura del gobierno del Reino Unido, la Guerra de Malvinas, ocurrida hace 32 años, no alteró la validez del reclamo argentino de soberanía y, como historiador, apuesta a ver la historiografía larga de la disputa que, apuntó, "es un tema muy raramente estudiado en los libros" de su país.

Por Camil Straschnoy

 El coordinador del grupo Pro Diálogo en el Reino Unido ofrece una voz lúcida sobre la Cuestión Malvinas ya que visitó las islas en la década del `60, conoce la realidad de Argentina y América Latina por sus años de corresponsal para el diario The Guardian y además palpa de cerca la situación política y social británica.

Toda esa trayectoria se condensa en su último libro "El imperio británico", donde desmitifica lo que puede sonar evidente, pero no lo es tanto fronteras adentro: el expansionismo de Londres encontró resistencias y se consiguió sobre un río de sangre.

"El pueblo británico en general es muy ignorante de su historia, intenta no mirar lo que ocurrió en el pasado. Cuando aparecen libros como el mío la gente se siente avergonzada de darse cuenta lo violenta que fue la historia", comentó Gott en una entrevista con Télam.

Los cañones del imperio alcanzaron los cuatro puntos cardinales y el Atlántico Sur no fue la excepción, como reflejan las invasiones inglesas de 1806 y 1807 y finalmente la ocupación de Malvinas en 1833, un tema que Gott indicó "es raramente estudiado en los libros de historia británicos". 

"El pueblo británico en general es muy ignorante de su historia, intenta no mirar lo que ocurrió en el pasado"

"Es curioso, porque en Argentina los alumnos aprenden en las escuelas sobre las Malvinas, mientras que en Inglaterra solamente un grupo reducido de periodistas y diplomáticos que trabajaron en América Latina estamos interesado en esta historia", contrastó.

Parte de esa larga línea de tiempo alrededor del archipiélago incluye un período de negociaciones bilaterales entre 1966 y 1982, cuando se barajaron distintas soluciones como la transferencia de soberanía, la administración conjunta y, la que Gott encuentra "más realista" para volver a plantear hoy el día, el lease-back.

En grandes términos, esa opción implica el reconocimiento de la soberanía argentina a cambio de un contrato de arrendamiento a largo plazo al Reino Unido.

"Fue un proyecto similar al que acordamos con China sobre el futuro de Hong Kong y que probó ser un modelo satisfactorio", manifestó.

"Esa fue la solución que se discutió con la dictadura militar, entonces no se entiende que el gobierno británico no quiera negociar hoy con un gobierno democrático y bien establecido en Argentina", agregó.

El graduado en Historia en Oxford lamentó que tras 1982 la postura de Londres es no dialogar, y aclaró que el conflicto bélico, al igual que el referendo realizado el año pasado por los isleños, "para el derecho internacional no modifican en nada la disputa".

"Tenemos que seguir demandando al Reino Unido que obedezca las resoluciones de Naciones Unidas (ONU) y acepte tener discusiones sobre el futuro de las islas", exclamó.

Esa convocatoria quedó ratificada en febrero del año pasado cuando, con la presencia del canciller Héctor Timerman y la embajadora Alicia Castro, se reunieron en Londres los políticos, académicos, escritores y periodistas que integran los 18 Grupos Europeos Pro Diálogo sobre la Cuestión Malvinas.

Gott, coordinador de grupo, valoró el trabajo que vienen realizando los representantes de cada uno de los países de la Unión Europea (UE) y apuntó que una barrera a superar "es que la política exterior de muchos estados, sobre todo de los últimos en sumarse al bloque, es muy dependiente del Reino Unido, Francia y Alemania".