01/04/2014 a 32 aos del conflicto

"Malvinas es el lugar con ms militares por habitante del mundo"

El secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Daniel Filmus, dijo que "los argentinos están seguros de que el Reino Unido va a tener que negociar bilateralmente" la soberanía del archipiélago.

Al cumplirse el miércoles 32 años del inicio del conflicto bélico del Atlántico Sur, Filmus entiende que las negociaciones serán inevitables para los ingleses cuándo se logre articular "la presión internacional, el consenso que hay entre la mayoría de los países del mundo de que es necesario un diálogo bilateral".

Daniel Filmus advirti que "Malvinas es el lugar con ms militares por habitante en el mundo"

Entre los apoyos conseguidos por la Argentina, el secretario destacó el de "los países del Caribe, algunos de ellos integrantes del Commonwealth, que ya están votando a favor de la necesidad del cumplimento de las resoluciones de las Naciones Unidas".

"No todos le dan a la Argentina la razón sobre el fondo de la cuestión, pero sí dicen que los británicos deben sentarse a negociar esta situación" y destacó que "incluso el parlamento Europeo y Latinoamericano (Eurolat) llamó al dialogo".

Por otras parte, el ex senador desestimó las críticas británicas a la posible compra de aviones para la Fuerza Aérea Argentina y dijo que las opiniones de Londres "son parte del lobby inglés para mantener una base militar a 14 mil kilómetros de distancia" de la metrópolis.

"No todos le dan a la Argentina la razón sobre el fondo de la cuestión, pero sí dicen que los británicos deben sentarse a negociar esta situación"


Daniel Filmus
"Ningún objetivo de la democracia es militar, no digo este gobierno: desde 1983, se ha planteado una y otra vez que el camino es el diálogo, y además está claro para el mundo quién usa la prepotencia", señaló.

"Que los ingleses no utilicen las políticas argentinas para justificar su armamentismo, Malvinas es el lugar con más militares por habitante en el mundo", dijo Filmus en referencia a la base militar de Mount Pleasant. 

El ex ministro de Educación durante el gobierno de Néstor Kirchner se refirió a la Cuestión Malvinas como una "política de Estado" y destacó que este año se cumple el 50 aniversario de la resolución conseguida por el gobierno radical de Arturo Illia ante Naciones Unidas que manda a los países a negociar por la soberanía de las islas.

"Son 50 años del famoso informe Ruda, donde se plantea integralmente el tema Malvinas y eso fue por un gobierno radical,  y nosotros estamos orgullosos de retomarlo", señaló.

Además, se refirió al argumento de "libre determinación de los pueblos" que los británicos dicen defender en el caso del Atlántico Sur y que se niegan a apoyar  "en el 88 por ciento de las votaciones en la ONU".

"El doble estándar del Reino Unido es lo tradicional, el último caso en el que votó en contra de la autodeterminación fue en el de la Polinesia Francesa", recordó.

Según afirman las resoluciones de las Naciones Unidas, Malvinas difiere de los restantes casos de colonialismo, desestimando la "autodeterminación" por considerar a los isleños como población "impuesta".

"Quien se ha visto privado de la soberanía en el caso de Malvinas somos nosotros, las víctimas somos nosotros, y vamos a decirlo con crudeza, las invasiones Inglesas (de 1806 y 1807) fueron el intento de que toda la Argentina fuera una colonia británica", detalló.

Respecto del referéndum de los isleños, Filmus reiteró: "reconocemos que los habitantes de Malvinas son británicos, y eso no es lo que está en discusión, sino la soberanía".

Como ejemplo, dijo que en el país hay "800 mil italianos a los que no se les ocurre decir que el suelo que pisan es italiano, lo mismo que los galeses, cuya comunidad en Argentina es la más grande fuera de su país".

"La Constitución dice que hay respetar el modo de vida de los isleños y la resolución de la ONU es muy cuidadosa en decir que se deben respetar los intereses de los isleños y no los deseos. Argentina tiene ese compromiso", subrayó.

Por otra parte, se refirió a su reciente encuentro con el Papa Francisco, y sostuvo que "hablamos de la necesidad de diálogo y del doble estándar, pero de ninguna manera le pediríamos que por ser argentino tome una posición sobre Malvinas". 

También se refirió a las tareas que lleva adelante la Secretaría que dirige y afirmó que las acciones se centrarán en líneas de acción que incluyen temas diplomáticos, económicos y de "memoria".

La agenda diplomática buscará consenso internacional sobre la necesidad del diálogo bilateral mientras que la económica buscará perseguir a los responsables de explotar los recursos argentinos sin el permiso de Buenos Aires.   

"Hay una tercera tarea que es hacia adentro y es mantener vivo este legado, el de los combatientes, y tenemos un compromiso para que esas vidas tengan sentido y pelear por esos mismos ideales en paz y con diplomacia", concluyó.