31/03/2014 estreno

Miguel Cohan explora las fronteras del policial con "Betib"

Un controvertido empresario degollado en el exclusivo country "La Maravillosa" es el punto de partida de "Betibú", el filme policial de Miguel Cohan protagonizado por Mercedes Morán y Daniel Fanego que desembarca este jueves en las salas de cine.

El aporte de "Betibu" a un resonante caso policial

Basada en la novela homónima de Claudia Piñeiro, esta pelí­cula que completa Alberto Ammann y brilla con las participaciones de Lito Cruz y Norman Briski, comienza con la noticia de que Pedro Chazarreta, empresario sospechado por la muerte de su esposa, fue encontrado sin vida por su empleada doméstica.

Sentado en su sillón predilecto, con una botella de whisky vacía a un costado y un cuchillo ensangrentado en la mano, la escena del crimen pareciera gritar a viva voz que se trató de un suicidio. Motivos, tal vez, no le faltaban.

Pero el caso, repicando a pura placa roja en los noticieros y siendo objeto de las más disparatadas especulaciones en los programas sensacionalistas, no tarda en despertar suspicacias.

Jaime Brena (Fanego) reconocido periodista policial y habituado a resolver los misterios que le imponen los casos más resonantes de la Argentina, fue corrido hace poco de su puesto como jefe de sección en el diario El Tribuno. En su lugar, pusieron a Mariano Saravia (Alberto Ammann), un joven cronista sin demasiada espalda para el cargo.

Con el caso Chazarreta multiplicando preguntas al infinito, el diario resuelve enviar a Nurit "Betibú" Iscar (Morán), una escritora de novelas policiales, y al nuevo editor de la sección, a investigar desde la escena del crimen. Brena, un poco imantado por la complejidad del caso y otro tanto por su admiración secreta por la dama, decide sumarse al equipo.

Con "La maravillosa" como exclusivo telón de fondo, este trío disfuncional irá desgarrando los hilos de una trama capaz de exceder los límites de un simple caso policial.

Es que en una de las tantas visitas a la escena del crimen, Nurit y sus compañeros descubren en el living de Chazarreta un portaretratos vacío: una foto ausente, una imagen silenciada que marcará el primer eslabón de una serie de asesinatos de hombres poderosos que comparten un oscuro pasado común. 

"Cuando leí­ la novela, lo que más me gustó fue esa combinación que hací­a entre un policial que iba creciendo, cada vez más intenso, y los personajes que no perdí­an su profundidad, que no existen sólo en función del caso", resaltó Miguel Cohan a Télam acerca del filme.

Es que mientras las piezas que dan forma a la inexplicable muerte de Pedro Chazarreta van delineando un resultado entre perturbador e inesperado, al interior de este terceto se debaten, en silencio, las razones personales que los impulsaron a formar parte del caso.

Nurit, por ejemplo, es una aclamada escritora de novelas policiales que lleva años oculta en un ostracismo creativo y voluntario trabajando como escritora fantasma.

Divorciada, con un hijo adolescente y un fracasado amorí­o con un hombre casado que, además, es el editor de El Tribuno, para ella contactar con el caso Chazarreta significa un shock de adrenalina y la posibilidad de volver a escribir.

"Yo había leído la novela y lo que claramente perduró del personaje es que, al no ser una investigadora, me llamó la atención el modo que tiene de llevar el caso a partir de su intuición", agregó Morán sobre el papel que marcó su debut en una película policial.

"Nurit es una escritora acostumbrada a trabajar con el mundo de la imaginación para construir sus ficciones y, a partir de este caso, se da cuenta que todo lo que creí­a conocer sobre policiales, muerte, crí­menes y sangre están a un abismo de lo que sucede en sus libros", reflexionó ante esta agencia la actriz que actualmente hace TV como una de las "Guapas" (El Trece).

Por su parte, los móviles de Brena para aceptar tomar parte en un caso luego de haber sido desterrado de la sección policiales por una rencilla con el director del diario, son "volver al ruedo porque el trabajo es su vida y porque, además, siente un profundo enamoramiento por `Betibú`".

"Brena se sale de la lí­nea de los de malos, crueles y asesinos que vení­a haciendo: es un hombre de una gran ternura, con muchos puntos de contacto conmigo, que estoy casi en los 60 y sentí qué es quedar de lado ­a la hora de laburar", indicó Fanego quien, para componer el papel, entrevistó al periodista Ricardo Ragendorfer.

Por su parte, para acatar las reglas del género policial, ajeno para ambos protagonistas, Cohan resaltó que su objetivo fue "respetar las leyes para no defraudar al espectador, pero con ciertas licencias para evitar que la trama se vuelva demasiado previsible".

"A pesar de que el espectador tiene una decodificación previa con el género que traté de mantener, al mismo tiempo intenté darle un giro poco ortodoxo para sorprender", concluyó el cineasta. 

 
Trailer de "Betib".

etiquetas