29/03/2014 cuentos

Una nueva antologa de V.S. Pritchett, maestro del relato corto

En La mujer de Guatemala, una nueva antología de cuentos del escritor británico V.S. Pritchett, maestro del relato corto inglés, se abre un panorama de suburbios, personajes y diálogos exquisitos atravesados por un sutil enrarecimiento del ambiente y una impresionante observación de los detalles.

Por Juan Rapacioli

Los cuentos, publicados ahora por La Bestia Equilátera, aparecieron originalmente en Complete Collected Stories (1990), una notable colección de relatos que suma unas mil páginas, donde se puede apreciar, además de una inmensa capacidad imaginativa, un procedimiento narrativo que explora escenarios ordinarios y los transforma en lugares extraños.
 
Estos relatos, traducidos por Teresa Arijón, se inscriben en la mejor tradición del "short story" (historia corta), con temas que abordan la vida de los suburbios ingleses, las distintas formas del amor y la sexualidad, así como la mirada del mundo a través del paso del tiempo, siempre con una afilada observación de los detalles y un agudo oído para los diálogos.
 
Victor Sawdon Pritchett nació el 16 de diciembre de 1900 en Suffolk, Inglaterra, y murió el 20 de marzo de 1997. Pasó una gran parte de su juventud trabajando como comerciante y luego vivió en Francia. Durante los años de guerra, se dedicó a la escritura de guiones a favor de los aliados.
 
Su primer libro, Marching Spain, es una crónica del viaje a España que hizo en 1928; el segundo, Clare Drummer (1929), narra sus experiencias en Irlanda. Pero el reconocimiento llegó con su primera colección de relatos cortos, The Spanish Virgin and Other Stories (1932).
 
Entre los elogios que recibió por su vasta obra (más de 50 libros), se destacan los de Frank Swinnerton, John Gross, Frank Kermode, Gore Vidal y Martin Amis, quien sostuvo alguna vez que “Pritchett ha estado siempre en término de fructífera complicidad con el mundo doméstico e inanimado”.
 
Por su parte, el escritor estadounidense Paul Theroux dijo que se trataba de “quizás el último escritor sobre la tierra al que podría llamarse con exactitud un hombre de letras”, y el novelista y crítico literario inglés James Wood fue contundente: “El mejor cuentista inglés desde Rudyard Kipling”.
 
Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Pritchett trabajó para la cadena británica BBC y para el Ministerio de Información. Una vez terminado el conflicto bélico, se dedicó casi exclusivamente a la literatura y realizó cátedras en las universidades de Princeton, California y Columbia.
 
Realizó conferencias en Alemania, España y Francia y publicó una serie de exitosas biografías: la del novelista francés Honoré de Balzac y las de los escritores rusos Iván Turgénev y Antón Chéjov. Fue, además, el consultor preferido del cineasta británico Alfred Hitchcock, a quien ayudó con el guión del filme “Los pájaros”.
 
En 1991 aparecieron sus Complete Collected Essays, una inmensa obra crítica donde, además de los clásicos anglosajones, se pueden leer ensayos sobre autores como Stendhal, Simone De Beauvoir, Albert Camus, Machado de Assis y, algo novedoso, Jorge Luis Borges y Gabriel García Márquez.
 
Pritchett, un autor muy difundido en Inglaterra y Estados Unidos, no ha tenido demasiadas traducciones al español, salvo las que hizo una editorial mexicana, hace más de 50 años, con sus novelas El muerto manda y Curtido en alma y cuerpo y, en 2011, el Fondo de Cultura Económica con El viaje literario, un volumen de ensayos sobre escritores viajeros.
 
Ahora, gracias al trabajo de La Bestia Equilátera -que ya publicó los cuentos reunidos en Amor ciego- se puede conocer cada vez más el universo de un autor extraordinario, conocido por explorar, a través de sus relatos cortos, el lado extraño de la clase media baja de Inglaterra.
etiquetas