22/03/2014 reconocimiento

Aurora Bernardez, “más que feliz” por el homenaje a Julio Cortázar en París

La primera esposa y albacea del escritor argentino Julio Cortázar, expresó su felicidad por el homenaje que se le realizó en el Salón del Libro de París al autor de la emblemática Rayuela.


“Me alegro mucho que en una feria dedicada a Julio Cortázar estén sus libros, quiere decir que tiene muchos lectores y mucha gente que empieza a leerlo”, dijo brevemente Aurora Bernárdez.

“En ese sentido estoy encantada, más que feliz”, agregó la mujer de 94 años, que es muy renuente con la prensa y que tampoco suele concurrir a eventos y conmemoraciones dedicadas al escritor.

Aurora acudió esta vez a la charla homenaje “Julio Cortázar en París, una afinidad electiva”, donde participaron Silvia Baron Supervielle, Florence Delay, René de Ceccaty y el fotógrafo argentino Daniel Mordzinky, quien presentó su libro de fotografías a escritores “Cronopios” publicado en Francia por ediciones Métailié.

La viuda, acompañada muy de cerca por el filólogo español Carles Álvarez Garriga -quien editó los últimos libros con material de Cortázar-, se encontró en el Salón con la viuda de Jorge Luis Borges, María Kodama.

Ambas se saludaron e intercambiaron palabras y sonrisas, mientras que muchos fotógrafos disparaban para tener una postal casi única en la arena literaria.

“¿Un recuerdo bonito con Cortázar?” fue la última y concisa pregunta a la que accedió Aurora y con una sonrisa contestó: “Lean los libros, recuerdos bonitos hay en los libros”.

Además de esta charla, hoy se realizaron mesas redondas sobre la vigencia del autor donde confluyeron escritores como Luisa Valenzuela, Andrés Neuman y Eduardo Sacheri. Además hubo música y lecturas en vivo de “El perseguidor”.

Los homenajes y charlas sobre Cortázar continuarán mañana con las palabras de Roger Grenier, Noé Jitrik, Rosalba Campra, Julia Saltzmann y Sara Facio, quien expuso quince imágenes inéditas en el Pabellón argentino, donde además Rep continúa dibujando una línea de tiempo sobre Cortázar, el argentino homenajeado con creces en este Salón parisino.