11/03/2014 tarifas

Ms legisladores porteos presentan amparos contra el aumento del subte

Gustavo Vera y Pablo Bergel de UNEN presentaron un recurso de amparo para que "se declare la nulidad de la resolución que ordena el aumento de tarifa del subte y se suspenda su vigencia y efectos".


Legisladores porteños del bloque Verde Alameda y del MST presentaron hoy sendos recursos de amparo con la intención de bloquear el incremento de la tarifa del Subterráneo resuelto por el gobierno de Mauricio Macri y que debería regir desde el viernes próximo.

Los legisladores Gustavo Vera y Pablo Bergel, del Bloque Verde Alameda en Unen, informaron que con la medida cautelar solicitada pretenden lograr "la nulidad de la resolución que ordena el aumento de tarifa del subte".

Con otro amparo presentado ante el juzgado contencioso administrativo a cargo de la jueza Elena Liberatori, el legislador Alejandro Bodart, del MST-Nueva Izquierda, expresó su confianza en "que la justicia atienda las razones que planteo y antes del viernes 14 suspenda este nuevo tarifazo injustificado".

El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) anunció que desde el viernes próximo el precio del boleto de subte se incrementará de 3,50 a 4,50 pesos para quienes disponen de tarjeta Sube o Monedero y costará 5 pesos para el resto de los usuarios.

En declaraciones radiales, el jefe de gobierno de la CABA, Macri, afirmó que el incremento tarifario "refleja la inflación, por lo tanto no es un aumento sino un ajuste por inflación".

Sin embargo, las palabras de Macri contrastan con la medición que realiza el propio gobierno porteño, que dio como resultado que entre noviembre y febrero, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) registró una suba de 13,24 por ciento, es decir, 66,76 puntos porcentuales menos que el ajuste efectivamente realizado sobre la tarifa del subte.

Si, como dice Macri, el aumento reflejara la inflación, el costo por viaje debería haber pasado de 2,50 a 2,85 pesos, cifra aún inferior a los 3,50 que significó el ajuste aplicado en noviembre último, que ya había resultado de un 40 por ciento.

"Refleja la inflación, lamentablemente la inflación es un saque. La inflación ataca primero a los que menos tienen", aseguró Macri esta mañana en diálogo con radio Continental.

En contrapartida, los legisladores Vera y Bergel argumentaron que el aumento "es ilegal en tanto que no se estableció la tarifa técnica actualizada", e igual que Bodart recordaron que la concesionaria Metrovías percibe lo recaudado por boletos más un subsidio gubernamental.

"La empresa Metrovías recibe durante el año 2014 980 millones de pesos en concepto de subsidios, consignados en el Presupuesto de la Ciudad de Buenos Aires, que debe agregarse a la tarifa", precisó en el mismo sentido Héctor Polino, de Consumidores Libres.

Ex diputado socialista, Polino subrayó además que "las inversiones de ampliación de la red y renovación del material rodante están a cargo de SBASE (Subterráneo Buenos Aires Sociedad del Estado), y los fondos provienen del Presupuesto General de la Ciudad, no de la tarifa".

Tanto los legisladores que presentaron amparos como Polino y los "metrodelegados", que representan sindicalmente a los trabajadores del subte, coincidieron también en sostener que el incremento tarifario apunta a expulsar a usuarios de ese medio de transporte.

"En la línea A hay 50 viajes menos por día, y 20 menos en la B, en la C y en la D. Los únicos trenes nuevos son los de la A, que los compró el gobierno nacional y no va a haber ninguno nuevo, por lo menos, hasta 2015"



Los legisladores Vera y Bergel señalaron que "el subte perdió un 18,79 por ciento con respecto al año 2011", tras su traspaso de la jurisdicción nacional a la del gobierno porteño.

El titular de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro, Roberto Pianelli, sostuvo a su vez que el aumento apunta a "expulsar a un sector" de pasajeros y rechazó declaraciones del jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien, como Macri, lo atribuyó a la inflación.

"Desde que se hicieron cargo del subte (en el gobierno de la ciudad de Buenos Aires), aumentó 309 por ciento (la tarifa) en dos años. Que explique Larreta qué producto o qué salario aumentó de esa forma", argumentó el sindicalista.

Además, Pianelli negó supuestas inversiones realizadas por el gobierno porteño y dijo que desde hace dos años "lo que se hizo fue bajar la frecuencia" de viajes.

"En la línea A hay 50 viajes menos por día, y 20 menos en la B, en la C y en la D. Los únicos trenes nuevos son los de la A, que los compró el gobierno nacional y no va a haber ninguno nuevo, por lo menos, hasta 2015", concluyó.

En este marco, Polino consideró que "se impone, antes de poner en vigencia un nuevo aumento en el boleto, realizar un profundo análisis de la estructura de costos de Metrovías".

"La empresa estuvo durante muchos años aumentado los gastos y disminuyendo los ingresos a través de empresas vinculadas, para luego reclamar aumentos en el precio del boleto y aumentos en el monto de los subsidios", aseveró.