05/03/2014 demanda

El cineasta argentino Demin Rugna demanda a Samsung por plagio

El cineasta, autor entre otros del filme de terror “¡Malditos sean!”, inició una demanda por plagio contra la multinacional, a la que denuncia por copiarle, punto por punto, un proyecto multimedial y multiplataforma que iba a lanzar con motivo del próximo Mundial de fútbol.

Rugna pasó cuatro años desarrollando este proyecto, que registró en 2011 con el título "El megadesafío", sobre una invasión extraterrestre que obliga a la humanidad a defender sus derechos jugando un partido de fútbol entre humanos y alienígenas.

El proyecto del argentino, que iba a ser lanzado con motivo del Mundial de fútbol que se jugará este año en Brasil, incluía una campaña en redes sociales, medios gráficos, un programa de televisión y una película.

Pero en noviembre de 2013, la multinacional Samsung lanzó una campaña que es exactamente idéntica al proyecto de Rugna, por lo cual el cineasta inició un proceso de mediaciones que no tuvieron éxito, por lo cual inició una demanda y realizó un video donde explica en qué consiste el plagio.

“Tengo mucha bronca y siento mucha frustración. No sé qué puede llegar a pasar, porque pueden pasar muchos años y que no pase nada. Esta es una lucha de David contra Goliat, pero con un David mucho más chiquito y un Goliat mucho más grande”, afirmó Rugna en diálogo con Télam.

El cineasta explicó que sus abogados “están haciendo una demanda por plagio contra Samsung. Antes hicimos varias mediaciones, pero en febrero nos respondieron que ellos no tenían nada que ver y que habían contratado una agencia de publicidad en algún lugar del mundo, pero lo raro es que dicen no saben cuál ni en qué país”.

“Dicen que no saben nada y no nos dieron ninguna información. Dieron todo por cerrado. Me da la sensación de que subestimaron lo que un argentino puede llegar a hacer. Nuestra primera intención era llegar a un acuerdo, pero como vimos que a ellos no les interesa, la idea es hacerlo público y paralelamente demandarlos”, señaló.

“Cómo llegó mi proyecto a Samsung no lo sé. Tengo una sospecha pero no podemos decirla para no perjudicarme. Ahora tengo que agotar todas las instancias judiciales locales y luego las internacionales, pero eso implica un gasto económico enorme de dinero que no tengo”, sostuvo el director.

Rugna, que publicó dos videos sobre el caso en  <http://www.youtube.com/watch?v=glzfISh94FAE>, afirmó que “el sentimiento es raro, la pasé muy mal y estuve muy deprimido. Pero ahora estoy con todas las ganas de manifestarme y hacerle esta demanda a Samsung. De todos modos, esta situación me genera mucha amargura”.

“Empecé antes del Mundial 2010 y lo registré en 2011, fueron cuatro años de trabajo. Es un proyecto muy ambicioso y muy personal, le puse muchos años de esfuerzo e incluso dejé de lado y postergué varios trabajos míos como cineasta”, añadió. 
etiquetas