asamblea legislativa

Cristina inaugura este sábado una nueva sesión ordinaria del Congreso

La Presidenta dejará inaugurado el 132° período de sesiones ordinarias del Congreso, con un discurso que pronunciará ante la Asamblea Legislativa donde trazará un balance de las políticas impulsadas en esta década y de las iniciativas que propiciará a lo largo de este año el Poder Ejecutivo.

Por séptimo año consecutivo, la Jefa de Estado concurrirá al mediodía al Parlamento Nacional, donde será recibida por una importante movilización convocada por agrupaciones kirchneristas, organizaciones sociales y de derechos humanos que respaldan el proyecto político que inició Néstor Kirchner desde 2003.

Los militantes esperarán a la Jefa de Estado en la plaza "del Congreso" ubicada frente a la sede legislativa para expresar su respaldo y escuchar el discurso ante la Asamblea Legislativa, integrada por los 257 diputados y los 72 senadores que conforman el Parlamento.

Para esta ceremonia, ya se están realizando en el Congreso todos los preparativos para recibir no solo a los legisladores sino también a gobernadores, funcionarios, jueces, dirigentes de organismos de derechos humanos y sociales, jefes militares, embajadores e invitados especiales, que colmarán los palcos del recinto de la Cámara baja.

En este marco, Cristina pronunciará un discurso al mediodía de este sábado ante la Asamblea, que se iniciará a las 11.30 presidida por el vicepresidente Amado Boudou y luego pasará a un cuarto intermedio para que dos comisiones, una de exterior y otra de interior, reciban a la presidenta de la Nación, informaron fuentes parlamentarias.

De esta manera, la Presidenta cumplirá con la disposición constitucional que establece que el 1° de marzo de cada año debe dejar inaugurado el período de sesiones ordinarias, que concluirá el 30 de noviembre.

Cristina hablará ante una Asamblea Legislativa donde el oficialismo pudo conservar el control de las dos cámaras del Parlamento tras las elecciones de octubre, lo cual le permite mantener la mayoría en comisiones estratégicas, que son la llave para sancionar las iniciativas impulsadas por el Ejecutivo.

En la Cámara de Diputados, el oficialismo contará con 119 diputados propios y 13 de fuerzas aliadas, con lo cual totalizan 132 miembros.

Este período marcará, entre otras cuestiones, el debut de una nueva fuerza política, el Frente Renovador creado por Sergio Massa, conformada por exkirchneristas, exduhaldistas, exaristas, y radicales.

También, tendrá como característica el ingreso de siete exintendentes, en su mayoría de la provincia de Buenos Aires, de exgobernadores como Julio Cobos de Mendoza, Eduardo Brizuela del Moral de Catamarca, Hermes Binner de Santa Fe, Mario Das Neves de Chubut y Juan Schiaretti de Córdoba.

Además, será el debut de tres diputados del Frente de Trabajadores de Izquierda, dos que pertenecen al Partido Obrero y otro al Movimiento de Trabajadores por el Socialismo.

La irrupción de una nueva y heterogénea agrupación comandada por el exintendente de Tigre Sergio Massa logró un interbloque de 22 miembros, pero no cambió la relación de fuerzas, dado que el  radicalismo mantuvo y afianzó su condición de segunda fuerza, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado.

La UCR tiene 39 diputados y trabaja para armar una agenda parlamentaria con sus socios electorales en los últimos comicios, Suma+Unen, de dos miembros que conduce Martín Lousteau; el FAP que tiene 15 legisladores; Coalicion Cívica y Proyecto Sur que aportan cuatro representantes, con lo cual cosecharía unos sesenta integrantes.

En el Senado, el oficialismo cuenta con 35 bancas propias y sumaría 4 aliados de bloques provinciales, mientras que los radicales tienen once, más un aliado del Frente Cívico de Catamarca.

En tanto, el interbloque del FAP en la Cámara alta espera alcanzar los seis integrantes, ya que a los cuatro miembros que posee sumará dos más que serán aportados por Proyecto Sur y la Coalición Cívica respectivamente.

La Asamblea Legislativa será abierta cerca de las 11.30 por el presidente del Senado, Amado Boudou, quien estará acompañado por el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y pasará en forma inmediata a un cuarto intermedio para esperar la llegada de la Jefa de Estado.

De acuerdo al cronograma oficial, la Presidenta llegará a la explanada de la calle Entre Ríos y allí será recibida por legisladores de las comisiones de interior y de exterior, integrada por diputados y senadores de diferentes extracciones políticas, que serán designados previamente.

Una vez en el Palacio, la Presidenta firmará el Libro de Honor del Congreso, tras lo cual atravesará el salón de los Pasos Perdidos hasta llegar al recinto de la Cámara baja, desde donde dirigirá su séptimo mensaje de apertura de sesiones ordinarias del Congreso.

En tanto, y en el marco de las obras que se están llevando adelante en el Congreso Nacional para la puesta en valor del Palacio, se reinstalaron dos réplicas de esculturas de la artista argentina Lola Mora en la explanada, que podrían ser descubiertas por la Presidenta el sábado, tras su discurso ante la Asamblea Legislativa.