16/02/2014 telecomunicaciones

Los satlites argentinos Arsat-1 y 2 cumplieron con xito nuevas pruebas

Los dos primeros satélites íntegramente diseñados y producidos en Argentina, Arsat-1 y 2, finalizaron con éxito las nuevas pruebas antes de su puesta en órbita este año, informó el Ministerio de Planificación Federal.


La cartera conducida por Julio De Vido destacó las pruebas como "grandes avances" para el Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones, que incluye la fabricación del modelo ARSAT-3 en 2015 como parte del plan satelital proyectado por el gobierno nacional.

Las pruebas del ARSAT-1 consistieron en ensayos de vibración del modelo de vuelo, que simulan las condiciones a las que estará expuesto el artefacto durante el lanzamiento, y se realizaron en el Centro de Ensayos de Alta Tecnología (Ceatsa) bajo la supervisión conjunta de las firmas estatales Arsat e Invap, encargadas del proyecto.

Así, se espera que el módulo sea lanzado al espacio en julio de este año desde Kouru, en la Guayana Francesa, donde será colocado en un cohete Ariane 5 para ser puesto en órbita.

Tras completar ensayos acústicos para validar su capacidad de resistir ondas de presión generadas durante el lanzamiento, se dará inicio a los ensayos de radiofrecuencia para garantizar el adecuado comportamiento del satélite y verificar las prestaciones de la carga útil que brindará los servicios de comunicación.

Por otra parte, el viernes pasado también se cumplió con otra fase fundamental para el ARSAT-2 al acoplar con éxito los módulos de servicio y comunicaciones del satélite geoestacionario. El procedimiento, denominado “mating”,  se realizó en las instalaciones de la sede central de INVAP en Bariloche.

ARSAT-2 brindará servicios de telecomunicaciones que abarcan, televisión, telefonía, Internet y datos, con cobertura completa de Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile, Bolivia, los demás países del corredor andino y Estados Unidos.

Según informó Planifacación en un comunicado, en los próximos meses se completará la integración del mismo con los elementos externos, principalmente las tres antenas de comunicaciones de la carga útil, propulsores y sensores.

"Este hito contribuye a reforzar la posición argentina en el ámbito comercial de las telecomunicaciones, así como en su condición de proveedor de sistemas satelitales complejos", concluyó la cartera.