15/02/2014 festival de cine

Una pelcula argentina obtuvo el Gran Premio del Jurado en Berln

“Ciencias Naturales”, ópera prima de Matías Lucchesi protagonizada por la niña Paula Hertzog y la actriz Paola Barrientos, obtuvo el Gran Premio del Jurado Internacional de la sección Generation Kplus en el 64to. Festival de Cine de Berlín, que hoy llegará a su término.


El premio, dotado de 7.500 euros, fue entregado al filme de Lucchesi por “mostrar un puro y destilado viaje de búsqueda de la identidad. Es un cuento atrapante con una actuación maravillosa y una visión clara. Fuerte en su simpleza, el filme tocó nuestros corazones”, indicó el jurado, integrado por niños y adolescentes alemanes.

Tanto "Ciencias Naturales" como “Atlántida”, de la cordobesa Inés Barrionuevo, compiten por el Oso de Cristal, el premio principal de esta sección paralela dedicada específicamente a temas y problemáticas juveniles, cuyo ganador se conocerá recién esta noche, en la ceremonia oficial de clausura del festival.

El filme de Lucchesi muestra la consodilación de una joven promesa actoral, la niña Paula Hertzog, de 11 años, que en el filme encarna a una adolescente que se está transformando en mujer y hace todo lo posible por encontrar a su padre, ausente desde que nació.

Ganadora del premio de distribución de la sección Primer Corte de la última edición de Ventana Sur, la película transcurre en las Altas Cumbres cordobesas, donde una niña (Hertzog, quien ya había protagonizado "El premio", de Paula Marcovitch) escapa de la escuela rural donde vive con el objetivo de buscar a su padre y conocer su verdadera identidad.

A pesar del frío intenso, de la oposición de su madre y de la directora de la escuela, su maestra de Ciencias Naturales (Barrientos), con quien entablan una relación de respeto y profunda amistad, la ayuda a realizar un viaje de iniciación y crecimiento, para el cual sólo tiene una pequeña chapita oxidada como pista para encontrar a su padre.

Sobre sus motivaciones, Lucchesi señaló a Télam que le interesaba mostrar "la vitalidad de alguien que hace todo por llevar adelante lo que el cuerpo le pide. Ella empieza a transformarse en mujer y algo internamente le demanda saber de dónde viene".

"Esa es una demanda interna muy poderosa que no se puede apagar con razonamientos. A ella no se la podía convencer de ningún modo de que abandonara su objetivo, porque el impulso era mucho más fuerte que cualquier explicación racional", precisó.