13/02/2014 Amrica Latina

Venezuela: tensin entre el gobierno y la oposicin tras los disturbios del mircoles

En venezuela se vivió una jornada tensa, cargada de acusaciones entre el gobierno y la oposición acerca de las eventuales responsabilidades por los disturbios registrados tras las marchas callejeras de ayer, que causaron tres muertos, 66 heridos y 70 detenidos.

El ministro de Interior y Justicia, general Miguel Rodríguez Torres, afirmó que las acciones de violencia "no han sido espontáneas" sino "conspirativas", y buscan generar una "guerra civil".

"Hay una organización que se viene gestando para ir conduciendo al país a una salida irracional, inconstitucional y violenta", dijo el funcionario en conferencia de prensa, y agregó que "los estudiantes fueron manipulados" y que los "utilizaron" para "infiltrar una vanguardia entrenada".

Asimismo, implicó en esas "acciones conspirativas" al alcalde del municipio caraqueño El Hatillo, David Smolansky; a los dirigentes estudiantiles Gaby Arellano y Vilca Fernández; al ex presidente colombiano Alvaro Uribe, y al ex funcionario estadounidense Otto Reich.

A la vez, numerosas figuras del oficialismo responsabilizaron por los incidentes a dos de los principales dirigentes de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) que nuclea a 29 partidos opositores: el líder del partido Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, y la diputada independiente María Corina Machado.

López no había podido "verificar" hasta esta tarde si efectivamente un tribunal de Caracas ordenó su captura, como publicó hoy un diario local y reprodujeron agencias noticiosas extranjeras pero no confirmó ninguna autoridad política ni judicial.

"Las acciones de violencia no han sido espontáneas, sino conspirativas y buscan generar una guerra civil"


Miguel Rodríguez Torres

"Cuando fuimos al tribunal donde estaba la orden nos encontramos que estaba cerrado porque se quemó el sistema que hace la distribución de los expedientes", explicó Carlos Vecchio, dirigente de VP, en una rueda de prensa en la que no estuvo presente López.

Vecchio aseguró que López "está en Venezuela y se queda en Venezuela para dar la cara" porque "no tiene nada que temer y seguirá en la calle", y advirtió que si las autoridades lo apresan, "saldrán miles de Leopoldos más", informaron el canal Globovisión y el diario Ultimas Noticias.

El diario caraqueño El Universal afirmó en su edición impresa de hoy que la jueza a cargo del Tribunal 16to. de Control de Caracas, Ralenys Tovar Guillén, libró anoche la "orden de aprehensión N° 007-14", requiriendo al Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) que capture a López, e incluso publicó una fotografía del supuesto documento.

En ese texto se acusa a López de siete delitos, incluido "homicidio intencional calificado ejecutado por motivos fútiles e innobles" en los casos de Juan Montoya y Bassil Da Costa, los dos primeros de los tres muertos ayer.

Sin embargo, ninguna fuente oficial lo confirmó, como sí ocurrió con el caso del diplomático jubilado Fernando Gerbasi y el vicealmirante retirado Iván Carratú, anunciado anoche por el presidente Nicolás Maduro y reproducido esta mañana por una nota de prensa del Ministerio de Comunicación e Información.

Gerbasi -ex embajador en Colombia- y Carratú -jefe de la Casa Militar durante el último mandato del presidente Carlos Andrés Pérez (1989-93)- fueron acusados de conocer previamente que iban a producirse los disturbios de ayer.


Por otra parte, el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (parlamento), el chavista Darío Vivas, informó que Machado será investigada por la Comisión de Política Interior de la legislatura, consignó la agencia ANSA.

"Los elementos de ayer son muy fuertes y contundentes para abrir una averiguación sobre esta señora que se escuda detrás de la inmunidad parlamentaria para incitar la violencia y generar clima de violencia como el que se dio el miércoles", dijo Vivas.

López y Machado asumieron en las últimas semanas una actitud más radical dentro de la MUD, con convocatorias reiteradas a que la ciudadanía saliera a la calle para procurar "la salida" anticipada del gobierno.

Esa posición no es compartida por el hasta ahora líder del sector, el ex candidato presidencial Henrique Capriles, quien en rueda de prensa volvió a tomar distancia tanto del gobierno central como de López y Machado, aunque sin nombrar a éstos, y aun cuando aseguró que "no hay ruptura en la Unidad" sino "visiones distintas".

"Que no venga el gobierno como la Caperucita Roja porque hay videos y fotos donde hay grupos armados por ellos que dispararon contra jóvenes que lo único que tenían, probablemente, era una piedra", dijo, y sostuvo que "el libreto" de las autoridades "es generar la violencia porque les conviene para tapar la crisis del país".

En cuanto a la oposición, criticó a quienes lo señalaron como "traidor o entregado", y advirtió: "Nosotros no queremos un golpe de Estado. Elegimos el camino más largo; a algunos no les gusta, pero es el camino seguro. Hay momentos donde debe primar la razón por encima de la emoción."