09/02/2014 defensa del consumidor

Presentan una gua para que los bancos puedan autoevaluarse

La entidad Consumers International que agrupa a las instituciones de defensa del consumidor de todo el mundo, presentó en la Argentina una Guía de Autoevaluación para Bancos que permitirá a las entidades calificar su propia situación respecto de la relación con los usuarios y eventualmente corregir las anomalías que se presenten.

El cuadernillo, de 20 páginas, permitirá que los bancos evalúen su propia conducta contestando cuestionarios relacionados con temáticas como el acceso a los productos, información suministrada al público, publicidad, contratos, reclamos, datos personales, cobranzas extrajudiciales y responsabilidad social.

También permitirá calificar la acción de los bancos en relación al medio ambiente, inversiones, el marketing y la filantropía y la relación con los trabajadores bancarios.

La presentación de la guía estuvo a cargo del argentino Antonino Serra Cambaceres, que es el encargado del Programa Global Justicia y Protección del Consumidor en la Oficina de América Latina y el Caribe.

"La guía de monitoreo les sirve a los consumidores para evaluar qué institución les resulta más conveniente para acceder a una tarjeta de crédito o solicitar un préstamo"

A la presentación, que tuvo lugar en esta Capital, asistieron el director de la Oficina de América Latina, Juan Trímboli, y el titular de la Fundación Avina, Pablo Vagliente, entidad que combate la desigualdad en la región latinoamericana.

"La guía es un instrumento, una herramienta para que los bancos se analicen internamente desde la mirada del consumidor", resumió Serra Cambaceres.

Dijo que "permitirá que las entidades se miren internamente para saber si actúan bien".

"Antes de esta guía de autoevaluación para bancos elaboramos una guía de monitoreo de bancos junto a entidades de consumidores, donde se emitieron informes sobre la actuación de 15 bancos que operan en la Argentina", recordó.

"La guía de monitoreo les sirve a los consumidores, por ejemplo, para evaluar qué institución les resulta más conveniente para acceder a una tarjeta de crédito o solicitar un préstamo. Es útil para comparar ofertas", indicó.

Ahora surgió la idea de elaborar esta guía de autoevaluación de las entidades financieras a través de cuestionarios en los que las entidades podrán detectar cómo orientan su accionar respecto de los usuarios.

"Los principales conflictos de los consumidores con los bancos se dan en los temas vinculados a la información que brindan a los consumidores, los contratos y las deudas", explicó Serra Cambaceres ante una pregunta de Télam.

"Los principales conflictos de los consumidores con los bancos están vinculados a la información que brindan a los consumidores, los contratos y las deudas"

"En cuanto a la información, a veces resulta insuficiente, por ejemplo en los casos que ofrecen productos por teléfono y no suministran detalles completos sobre el servicio", ejemplificó.

Dijo que en materia de contratos, los bancos suelen incluir cláusulas abusivas prohibidas por la Ley de Defensa de Consumidor. En cuanto a las deudas, dijo que el consumidor a veces se endeuda más de lo que puede y el banco no le da posibilidades para salir de esa situación.

Sostuvo que a veces se entregan productos financieros "a mansalva" sin saber si los consumidores podrán pagarlos. Estas situaciones deben ser evaluadas por las entidades, indicó.

"Si los bancos implementan políticas de respeto a los consumidores mejorarán su relación con el público, lo que resultará en un beneficio directo para las instituciones, en el marco de su política de transparencia", expresó.

La guía de autoevaluación de los bancos será voluntaria y no obligatoria y se espera que su aplicación "genere un efecto cascada" en las entidades crediticias que adhieran a la iniciativa.

"La guía es una herramienta para el banco para evaluarse y ver cómo cambiar y mejorar y preguntarse, por ejemplo si tiene política de tratamiento especial para los usuarios discapacitados", ejemplificó.