29/01/2014 apoyo regional

Timerman: "El respaldo de Amrica Latina y el Caribe confirma que Malvinas es una causa continental"

El canciller Héctor Timerman manifestó que "el respaldo de América Latina y el Caribe" confirma que la cuestión "Malvinas es una causa de todo el continente", al participar de la de la II Cumbre de la Celac, en la Habana.

Por Enviado especial


En ese contexto, el canciller ponderó discurso del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien afirmó: “Nos debe llenar de pasión verdadera, porque es una causa justa, acompañar a la Argentina para que el Reino Unido se retire definitivamente de las Islas Malvinas y se las entregue a sus dueños, que es el pueblo de sur América, el pueblo de Argentina".

Para Timerman, el mandatario venezolano “fue muy enfático en su defensa de la soberanía argentina e inclusive toda la sala, todos los líderes de América Latina y el Caribe aplaudieron cuando el presidente Maduro hizo mención a la necesidad de que Gran Bretaña se retire de territorios que le pertenecen a nuestro país".

"Estamos muy agradecidos al presidente Maduro como a todos los líderes de la región", dijo Timerman esta tarde, en declaraciones a Télam.

Por otra parte, en su discurso de apertura, el presidente de Cuba, Raúl Castro, también se solidarizó con Argentina y resaltó su rechazo "a todo intento de explotar, antes de que se haya logrado una avenencia, los recursos naturales de dichos territorios, incluidos los subsuelos".

Finalizada la cumbre, desde el ministerio de Relaciones Exteriores argentino emitieron un comunicado en el que destacaron el respaldo recibido por la Argentina de parte de de los países que integran la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe.

“Las delegaciones de los 33 países miembros de la CELAC expresaron su más firme respaldo a los legítimos derechos argentinos en la disputa de soberanía por las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur”, sostiene el comunicado de la Cancillería.

Asimismo, destaca que se instó al Reino Unido a reanudar las negociaciones para “encontrar una solución pacífica a la disputa de soberanía” conforme a las resoluciones dictadas por las Naciones Unidas en relación al tema.

Cancillería consigna que, “guiados por el espíritu de paz que la región consagró en el Tratado de Tlatelolco contra las armas nucleares, se proclamó a la región como Zona de Paz, basada en el derecho internacional y principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas”.

Y se agrega: “Se reafirma de esta manera el compromiso permanente de resolver pacíficamente las controversias y desterrar el uso de la fuerza, promoviendo también el desarme nuclear, la cultura de la paz y el respeto del derecho inalienable de los Estados a elegir su sistema político, económico y social”.