23/01/2014 tras el fallo Verizon

Netflix les pidi a los proveedores de Internet que no interfieran la neutralidad en la red

El CEO de Netflix, Reed Hastings, pidió a los proveedores de servicios de Internet (ISP) que no interfieran en su negocio y sugirió que alentará las protestas de sus clientes en caso de que alteren la neutralidad en la red.



"Lamentablemente, Verizon impugnó con éxito las reglas de la neutralidad en la red de los Estados Unidos. En principio, un ISP nacional ahora puede impedir legalmente la transmisión de vídeo vía streaming  que los clientes de Netflix requieren, degradando la experiencia que ofrecemos en conjunto", advirtió el ejecutivo en el comunicado en que presentó el balance del último cuatrimestre.

El líder de la plataforma de video vía streaming advirtió que de ahora en más los proveedores de Internet podrían exigir a Netflix una tasa extra para "detener esta degradación".

"Si este fuera el escenario draconiano con algunos ISP, vamos a protestar vigorosamente y a alentar a nuestros clientes a exigir a su ISP la Internet abierta por la que le están pagando", sostuvo.

El pasado 14 de enero un tribunal federal de Apelaciones de los Estados Unidos desconoció la autoridad de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de ese país para regular a los ISP, en un fallo que favoreció a la empresa Verizon, que exigía a la Comisión la posibilidad de diferenciar velocidades de descarga de datos para distintos clientes.

El fallo es un revés para el principio de neutralidad en la red, que implica entre otras cosas que los proveedores de Internet brinden la misma velocidad de acceso a todos los contenidos.

Hastings indicó en el comunicado que, pese al fallo, cree que los ISP evitarán "esta vía hostil de discriminación a sus consumidores. Los ISPs suelen ser conscientes del amplio apoyo público hacia la neutralidad en la red y no querrán impulsar una acción gubernamental".

"A largo plazo, creemos que es mejor para Netflix y los consumidores una fuerte neutralidad en la red, en todas las redes, incluyendo la inalámbrica. En la medida en que los ISP se adhieran a un código de conducta voluntario, es necesaria menos regulación. En la medida en que algunos ISP agresivos comiencen a obstaculizar flujos de datos específicos, claramente sería necesaria una regulación mayor", concluyó.

Comentarios