15/01/2014 Ciudad

Presentan una denuncia penal en rechazo a nuevas obras en la cabecera sur del Metrobus

El gobierno porteño puso en marcha hoy las obras de construcción de dos túneles de la cabecera sur del Metrobus 9 de Julio, por lo que la organización Propuestas para el Area Metropolitana de Buenos Aires (PropAMBA) anunció que presentará una denuncia penal por el incumplimiento una medida judicial que impide la realización de esas obras.

"Nosotros presentamos una denuncia que recayó en el Juzgado Contencioso y Administrativo de la jueza (Elena) Liberatori, quien dictó una cautelar en donde dice que el Gobierno de la Ciudad debe hacer un estudio de impacto ambiental previo a la construcción de los túneles", explicó a Télam Nidia Marinaro, miembro de PropAMBA.

La arquitecta sostuvo que "el estudio ambiental se hizo por la misma empresa que va a ejecutar la obra, José Cartellone Construcciones Civiles SA -cuyo titular es el suegro del presidente de AUSA, Gustavo Matta y Trejo-, aunque en la Justicia no se presentó el certificado que dice si se permite o no la obra", por lo que ahora se presentará otra vez ante los Tribunales.

Marinaro explicó que "el Metrobús de la 9 de Julio podría haberse resuelto en los carriles laterales, pero se hizo en el central con estaciones compartidas, por lo que se debió invertir el sentido de la circulación para que la gente que espera comparta la pared".

"Es por eso que ahora se deben realizar túneles: para que los carriles invertidos retomen el flujo normal", sostuvo, y "la obra que significan los túneles es de alto impacto, porque sobre las avenidas 9 de Julio y San Juan hay napas, caños de agua, de gas, de media tensión, y además por allí pasa la línea de Subte C".

Además "el movimiento que va a provocar la tunelera va a producir una serie de movilizaciones en edificios linderos", porque "por el tipo de suelo, que es arenoso, es decir, tierra negra con arena sin piedras, si las tuneleras cavan hay que contratar bombas complejas para que bombee el agua que pasa por allí, para evitar un derrumbe".

El acto de puesta en marcha de las obras fue encabezado hoy por el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien sostuvo que los túneles "contribuirán a reducir en aproximadamente tres minutos cada viaje en Metrobus, lo que significa ir sumando todos los días más tiempo para descansar y estar en familia".

Macri supervisó el inicio de los trabajos en el obrador que comenzó a instalarse en el cruce de las avenidas San Juan y 9 de Julio, en el nudo que forman las vías de acceso y egreso de las autopistas 25 de Mayo y 9 de Julio Sur.

Según el gobierno porteño, los  dos túneles serán de uso exclusivo para las 11 líneas de colectivos que recorren el Metrobus, uno para los que se dirigen en sentido norte-sur y el otro para los que se desplazan en la dirección contraria.

La obra se realizará en dos etapas. En la inicial se trabajará en el armado de los desvíos en torno a las avenidas 9 de Julio y San Juan y luego se iniciarán las tareas de excavación para darle forma a los túneles.

La construcción de los túneles se realizará sin restricciones a la circulación vehicular, informó el gobierno porteño.

El Metrobús 9 de julio que recorre una de las avenidas más emblemática de la Ciudad de Buenos Aires fue puesto en funcioamiento el 24 de julio de 2013, a pesar de una serie de presentaciones judiciales y protestas de los vecinos, entre otras cosas porque para su construcción debieron removerse unos 200 árboles, cuyo destino aún se desconoce.