15/01/2014 Repercusiones

Ecos de la voz de un gran poeta en la radio y en la Biblioteca Nacional

Vicente Muleiro, subdirector de Radio Nacional, y Horacio González, titular de la Biblioteca Nacional, despidieron con pena a Juan Gelman, una de las voces poéticas más grandes y subversivas del siglo XX.

"Su muerte nos hace un poco más desvalidos, o nos susurra que hay una desventura más, pero fue por eso que forjó una de las poéticas más doloridas de la época, y en sus huecos, palabra que le gustaba, dejó que habite la esperanza", dijo a Télam González.

"La poesía de Gelman -aseguró- está escrita y tallada a la vez. Escrita, porque sale del rumor de los lenguajes más arcaicos, en estado de anunciación amorosa; y tallada, porque sus imágenes aparecen construidas a veces con la brusquedad del que quiere disimular su ternura".

Una eminente poética detrás de la cual, aventuró, "hay siglos de rezos, antiguos paganismos populares, humor del desterrado, amores perdidos, juegos de absurdo y compasión con las pequeñas criaturas sufrientes".

En tanto, el escritor y periodista Muleiro, destacó que "Gelman hizo del rioplatense un lenguaje poético, trabajó las palabras como si fueran de plástico, las modeló y, en ese sentido, superó con mucho las marcas más fijas y obvias de su generación para lograr una poética de gran alcance".

"Lo conocí cuando integraba el grupo Ladrillo, vino a visitarnos en los 70 y quedó una relación; se fue al exilio, le hice varias entrevistas, incluso cuando ganó el Cervantes... la última vez que lo vi fue en un bar cerca de su casa en Colonia Roma", recordó Muleiro, amigo del poeta fallecido hoy, a los 83 años, en Ciudad de México, donde se exilió tras la última dictadura argentina.

Para Muleiro, Juan Gelman "es una de las grandes voces poéticas del siglo XX en Argentina que surge de la renovación que hace la poesía de los 60, que no sólo incorpora la voz de la calle y del tango, sino que cruza una exploración permanente".
etiquetas