05/01/2014 novedades discogrficas

La Sobrecarga estrena "Cenizas del tiempo"

El veterano grupo argentino la Sobrecarga regresa con un nuevo disco, mientras que Mambonegro debuta con un álbum cargado del poderoso sonido stoner y de hard rock, en un auspicioso debut, al igual que el grupo pop Minas.

LA SOBRECARGA, “CENIZAS DEL TIEMPO”

Uno de los grupos emblemáticos de la movida dark de los `80 en la Argentina regresa con un muy buen disco en el que pueden oírse las últimas grabaciones del tristemente fallecido Horacio Gamexane Villafañe.
“Cenizas del tiempo” mantienen la impronta oscura y eléctrica de la Sobrecarga pero incluye algunas canciones con airecitos latinos y algo de pop, pero además como documento incluye las últimas grabaciones de Gamexane, ya que las bases del álbum se grabaron durante el 2010.
El disco incluye a los originales Cesar Dominci en voz y guitarra, Gustavo Collado en batería, a Hernán Firpo en bajo y las grabaciones de Gamexane, que a su fallecimiento fue reemplazado por Leonardo Martínez en guitarra.
El disco abre con el oscuro y apocalíptico “Existe un mundo”, donde tanto Gamexane como Dominici dejan sentados que sus guitarras van a marcar el rumbo del disco haciéndolo sonar bien punk, sónico y a veces alternativo.
“Gritos” abre encubierto de acoples y con un gran trabajo de guitarras para dejar un medio tempo agradable que le da paso al épico ”Haciendo el día”, uno de los hits del disco en donde el trabajo de las guitarras se mezcla con las percusiones de Emanuel Ugarte.
“Tira del carro” abre con nostálgicos acordes dark que luego se rompen para dar a luz una canción latina, fresca y optimista, como va cantando Dominici, que luego se prodiga en un recitado claustrofóbico en “Ojos del desierto” que tiene a sus inicios un colchón de azotes eléctricos de las dos guitarras.
“Los huesos de Laura” tienen también aires latinos y una letra cargada de humor negro en una conjugación muy teatral de todo el grupo, que luego trae cosas del viejo Wire en “Sentimientos en Acción”.
El disco se cierra con una exquisita y oscura balada “Balada de agosto” en la que Daniel Melero se hace cargo de la voz, mientras las guitarras se prodigan en efectos atmosféricos, oceánicos, conformando una pieza notable.


MAMBONEGRO, “MAMBONEGRO”

Interesante disco debut de este trío de rock stoner y hard rock conformado por el ex Cabezones Alejandro Collados en batería y voz,  Leonardo Moscovich en guitarra y voces, Martin Zaragozi en bajo y voces, ambos ex integrantes de La Cruda.
Luego de un tiempo de recorrer el under santafesino y porteño, este grupo entro a grabar el disco producido por Uriel Dorfman y dejaron su mezcla en manos del talentoso Mario Breuer, quienes le dieron el brillo que el álbum necesitaba.
El disco abre con un denso y valvular instrumental y luego le da paso al veloz y urgente “Anzuelo”, cantado a dos voces, con un gran trabajo de la guitarra, que le permite al grupo evitar cualquier encasillamiento y fugar hacia un rock alternativo de calidad.
“Un Mambonegro” arrastra al oyente a un desierto cargado de arena, donde se hace imposible levantar los pies, mientras los buitres vuelan a pocos metros sobre su cabeza, y aquí es grata y hasta bien recibida la influencia de Black Sabbath.
El disco viene bien presentado con un arte de tapa y un logo dibujado por Martín Zaragozi, que toma la línea de dibujantes y tatuadores e incluye calaveras, rinocerontes, serpientes, rosas y cuervos.
“El lugar” es más hard rockera y nuevamente la banda destaca por su trabajo y por la limpieza de su sonido, para que todo llegue claro al oído, a pesar de la suciedad que requiere el género, con el destacado acompañamiento vocal de Leonardo Lolo Luciani, del grupo rosarino Fluido.
“No hables” suena duro, bien rutero a caballo de pegadizos riffs y una poderosa base, mientras que “Faros de odio” lleva al grupo hasta el metal, donde Mambonegro también da la talla, y la sigue “Perdedor” que recuerda un poco a Riff, por el machaque de sus guitarras y de su batería, pero que rápidamente va derivando a varios estilos más rápidos y más lentos, mientras lleva a caballito el estribillo “siempre lo mismo, vas por la senda del perdedor”.
“Más que vos” con su impronta bien stoner y la feroz “Criminal” le dan un logrado cierre a este interesante debut de los Mambonegro.


MINAS, “LA SALIDA ES HACIA ADENTRO”

Segundo disco de este grupo integrado por Francisco Real en Guitarra y voz, Gabo Herrero en bajo, Lucas Cirilo en batería y Nahuel Vilabrille en guitarra que recorre caminos del retro rock que remiten a los Strokes, el electro rock de buen gusto y un gran trabajo sonoro.
Aunque las bases, en especial el sonido de la batería, remiten al electrorock bailable, las guitarras de Minas tiene un especial trabajo que por momentos remiten a la new wave, luego al rock sónico, con acoples, colchones de acordes y tormentas eléctricas.
El disco abre con “Abrazas” que indica el camino y conduce a “Paisaje gris, televisor color” que recorre diversas sonoridades, mientras que “Guayakiller” si recuerda a los Strokes en una lograda canción.
“Blue curazao”, como el espantoso licor azul, tiene un comienzo épico con las guitarras, mientras las voces recuerdan a Bowie en una canción, que luego se sumerge en un viaje eléctrico a través de los cables y las guitarras levan las voces hacia un final hitero.
“Amazonas” es un funky bailable, bien sucio con alguna guitarra new wave, mientras que “Gran Routier” es otra de las canciones destacadas del disco con un recitado por sobre los acordes suaves de la guitarra y un logrado estribillo.
“Año Cero” abre con la batería a todo poder hasta que la voz asoma toda procesada y las guitarras cruzan riffs sónicos en una canción frenética, que le da paso al funky ironico “”Si hay que volver a la selva (quiero banas para cenar)”.
El disco se cierra con las interesantes canciones “Sudamérica” y “Niños de acero” que lleva un estribillo bien bailable, en otra auspiciosa aparición de una nueva banda.


ONNIX, “ESTATICO”

Primer disco de esta banda oriunda de la ciudad bonaerense de Mercedes, que en las 10 canciones que contiene va del rock alternativo, el grunge y el punk melódico con un fuerte mensaje social, llamando la solidaridad y a la recuperación de la conciencia.
La banda esta integrada por Sergio Contardi en voz y guitarra, Gonzalo García Salabert en batería, Mateo Porcar en bajo y coros, Marcos Porcar en guitarra y coros y Pablo Rodríguez en teclados y sintetizadores.
El disco arranca con la dura “Violencia” en la que Contardi canta sobre la lucha de un hombre para ser libre, mientras que “Mundos Paralelos” tiene más forma de punk melódico, al igual que “Irreversible” que le dan mucha velocidad al disco.
Masterizado por Mario Breuer, el disco muestra un gran trabajo de las guitarras, donde predominan las melodías, sostenidas por una firme base, con arreglos de teclados y coros.


ZONA GANJAH, “DESPERTAR”

Sexto disco de este combo de reggae mendocino, pero liderado por el chileno José Gahona, que practica reggae roots, mezclado con sound system y que hace una militancia del rastafarismo, del no consumir ni carne de animales ni alcohol.
Moviéndose en forma independiente y autogestionada y apostando al boca en boca, por intermedio de las redes sociales, Zona Ganjah se ha hecho un nombre en América Latina donde Gahona ha viajado en formato sound system y con su banda.
En sus letras, Gahona predica constantemente el rastafarismo, y lo hace con fuerte compromiso social, pero siempre con un mensaje pacifista, además de predicar a favor de la cannabis.
El disco alterna canciones en donde suena la banda y otras donde el cantante se apoya en maquinas y en la forma de cantar pasa del dub, al roots, con alguna parada en el raggamufin, con una constante referencia a los dogmas del rastafarismo.