17/12/2013 derechos humanos

Sealizaron la delegacin de la Federal en Viedma como centro clandestino de detencin

La Red Federal de Sitios de Memoria y la secretaría de Derechos Humanos de Río Negro señalizaron hoy la sede de la delegación Viedma de la Policía Federal Argentina como centro clandestino de detención, en el marco de las celebraciones por los 30 años de la recuperación de la democracia.


Gonzalo Vázquez, coordinador del organismo nacional dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, sostuvo que “con este acto de hoy suman 73 las marcaciones de sitios que, en diferentes puntos del país, fueron utilizados como centros de detención clandestinos, lugares como éste que pertenecían a instituciones del Estado y fueron puestos al servicio del terrorismo y la represión”.

“Hace 10 años, exactamente el 16 de diciembre de 2003, el presidente Néstor Kirchner ponía en funciones el Archivo Nacional de la Memoria, en el edificio donde estaba el centro clandestino de detención de la ex Escuela de Mecánica de la Armada, y decía algo que hoy tiene plena vigencia: que estos lugares del horror no pueden pasar inadvertidos y que ya nadie se puede hacer el tonto e ignorar las cosas que aquí ocurrieron”, añadió.

Durante el acto, realizado en la calle Garrone 129, en las puertas de la dependencia de la Policía Federal en Viedma, también  hablaron los ex detenidos-desaparecidos Héctor Ayala y Oscar Meilán, quienes en 1977 fueron secuestrados y torturados en ese sitio, antes de ser trasladados al centro clandestino de detención La Escuelita, del Quinto Cuerpo de Ejército de Bahía Blanca.

Por su parte, el titular del bloque de legisladores del Frente para la Victoria de Río Negro, Pedro Pesatti, anunció la futura creación de una comisión parlamentaria especial para investigar las relaciones entre sectores civiles de la provincia con las autoridades de facto durante la dictadura militar.

“Es necesario revisar esa relación perversa entre sectores económicos y dictadura, para establecer responsabilidades y penalidades”, agregó el parlamentario.

El secretario de Derechos Humanos de Rio Negro, Néstor Busso, cerró los discursos y dijo que “con esta clase de actos advertimos a las generaciones futuras para que nunca más se repitan en el país los atropellos, las detenciones ilegales y las torturas”.

“Esto también tiene que ser un mensaje para quienes hoy, en las fuerzas de seguridad, tienen el monopolio del uso de las armas del Estado, para que las usen al servicio de la comunidad y no para extorsionar al poder civil con reivindicaciones sectoriales”, completó el funcionario rionegrino.

También se encontraban presentes el ministro de Desarrollo Social, Ernesto Paillalef; el jefe de la delegación local de Policía Federal, Claudio Del Bue Fariña; y representantes de organizaciones de víctimas de la represión ilegal.

En el sitio hoy señalizado se practicaron numerosas detenciones y torturas, casos que fueron juzgados por el Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca, en la causa La Escuelita I, dando lugar a la condena a prisión perpetua y reclusión para cuatro policías federales, entre ellos su jefe, el ex comisario Vicente Forchetti.