16/12/2013 DDHH

Sealizaron una comisara que funcion como centro clandestino de detencin en La Plata

Las secretarías de Derechos Humanos de la Nación y de la Provincia, a través de la Red Federal de Sitios de Memoria, señalizaron la comisaría 5ta de La Plata por su funcionamiento como centro clandestino de detención durante la última dictadura cívico-militar.


Del acto, que se desarrolló en la comisaría ubicada en diagonal 74 nº 2873, entre 24 y 25, participaron el titular de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda; su par de la Provincia, Guido Carlotto; la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; y el nieto recuperado Leonardo Fossatti, que nació en esa comisaría mientras su madre estaba detenida.

“Señalizar los lugares donde la dictadura cívico militar cometió actos aberrantes contra la vida es muy importante, sobre todo porque se transforman en espacios de memoria”, dijo Estela de Carlotto a Télam y agregó que “sirve para que los jóvenes sepan qué pasó acá, para que esa historia se escriba y no se olvide”.

Sostuvo que “es un aporte a la memoria, a la recordación de las víctimas” y añadió que “para las Abuelas este es un espacio muy duro porque aquí nacieron muchos de los bebés robados que buscamos, muchos de los cuales hoy están acá, recordando sin acordarse”.

Precisó que “en muchos lugares del país se desalojaron a los policías de comisarías (que funcionaron como centros clandestinos de detención en la dictadura) y se les dio otro espacio, transformándolos en sitios de memoria”.

Carlotto analizó, por otro lado, que el balance de estos 30 años de democracia ininterrumpida “es muy positivo”, detalló que “en esta década ganada se avanzó muchísimo en esclarecer las violaciones a los derechos humanos” y pidió “memoria, verdad y justicia”.

“Hay un Estado que está presente, que repara, que consulta, que acompaña y que respeta. ¿Cuántas veces Néstor o Cristina (Kirchner) habrán caminado con mi hija Laura, por esta ciudad, de la mano? Digo `gracias` por esta democracia, a pesar del dolor por la muerte injusta de una hija”, afirmó.

En tanto, Fresneda explicó a Télam que “esta nueva señalización tiene que ver con la construcción de la memoria en esta ciudad que está ligada a lo que ha sido el Circuito Camps” y dijo que “nosotros, con estas políticas públicas, no sólo construimos una apertura a la memoria, sino que también pretendemos que la ciudadanía sepa que estas instituciones del Estado fueron las predispuestas para llevar adelante el terrorismo de Estado”.

“Por acá pasaron 200 personas, embarazadas, hubo partos clandestinos y es imprescindible poder decirle a la sociedad que estos instrumentos de persecución y eliminación hoy son espacios de memoria, donde se procura justicia y desde donde pedimos garantías de no repetición”, planteó.

Detalló que en todo el país ya existen más de 70 centros clandestinos señalizados y convertidos en espacios de memoria “en los que funcionan políticas públicas en materia de educación y cultura”.


Por su parte, Guido Carlotto, aseveró que “la comisaría quinta, además de ser un centro clandestino, fue un lugar en el que dieron a luz muchas compañeras y donde hubo, al menos, tres nacimientos” y remarcó la importancia de señalizarla porque ello “tiene que ver con la justicia”.

Y Fossatti consideró que “es una señalización más de un centro clandestino, pero en lo particular para mí es especial” y destacó que “será bueno que cada persona que pase por acá sepa que funcionó un centro clandestino detención y una maternidad clandestina”.

La comisaría 5ta funcionó como centro clandestino de detención y torturas durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983) y formó parte del “Circuito Camps”, la red de 29 centros ilegales de detención comandada por los ex generales Ramón Camps y Ovidio Pablo Ricchieri.

En diciembre de 2012, el Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata condenó a 23 de los responsables por los crímenes cometidos en el “Circuito Camps” -16 de ellos a prisión perpetua- e instó al Ejecutivo provincial para que desafecte el uso policial de esta comisaría y la destine como espacio de memoria.

En ese sentido, Guido Carlotto anticipó que “ya lo hablé con el gobernador Daniel Scioli y vamos a trasladar esta comisaría para convertirla en un museo” y aclaró que “estamos buscando un lugar cercano, porque los vecinos nos piden que no la alejemos, por una cuestión de seguridad”.

De esta manera, serán 72 las marcaciones ya instaladas en todo el país por el Estado Nacional, que hacen visible la función que cumplieron estos centros clandestinos durante el terrorismo de Estado y expresa el compromiso de un gobierno democrático que da a conocer y condena estos crímenes.