04.12.2013 08:26
etiquetas esta nota tiene
  • Video
  • Foto
saqueos y disturbios

Capitanich: "Compete en forma exclusiva al gobierno provincial"

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró hoy que el conflicto en la Policía cordobesa obedece a una "cuestión estrictamente salarial que compete en forma exclusiva y excluyente al gobierno de la provincia de Córdoba" y, en ese sentido, sostuvo que el Estado Nacional no puede "subrogar responsabilidades ajenas".

Conferencia de prensa

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró hoy que el conflicto en la Policía cordobesa obedece a una "cuestión estrictamente salarial que compete en forma exclusiva y excluyente al gobierno de la provincia de Córdoba" y, en ese sentido, sostuvo que el Estado Nacional no puede "subrogar responsabilidades ajenas". 
  "La cuestión es estrictamente salarial y compete en forma exclusiva y excluyente al gobierno de la provincia de Córdoba", aseveró el jefe de ministros en declaraciones formuladas esta mañana desde el sector militar del aeroparque metropolitano Jorge Newbery, antes de partir hacia Paraguay. 
En ese marco, Capitanich exhortó a que "cada uno se haga cargo de su responsabilidad" y remarcó que no recibió "ningún llamado" del gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, con lo cual salió al cruce de las afirmaciones realizadas desde la Gobernación de esa provincia en relación a un pedido de ayuda al Ejecutivo Nacional.  
"De acuerdo con la Constitución Nacional argentina, el país adopta un sistema representativo, republicano y federal, es decir que existen autonomías de la provincias para el desenvolvimiento de determinado tipo de cuestiones básicas, esenciales e indelegables, y la seguridad pública es una de ellas", planteó el funcionario. 
En este contexto, expresó la "solidaridad" del gobierno nacional "con las víctimas de los saqueos y a los damnificados", como así también "la comprensión de esa situación, que es una cuestión de carácter salarial que compete a la provincia de Córdoba".
"Nosotros tampoco podemos subrogar las responsabilidades ajenas; es muy fácil eludir las responsabilidades transfiriendo el problema a otros", remarcó Capitanich sobre los hechos ocurridos ayer en Córdoba tras el acuartelamiento policial.  
Además, Capitanich adelantó que "las autoridades del Estado Nacional van a ponerse en contacto con las de Córdoba para establecer un mecanismo de monitoreo y de cooperación" frente a la crisis en la Policía cordobesa que derivó en hechos de saqueo y vandalismo en las afueras de la capital provincial. 
Por otro lado, remarcó que, mientras fue gobernador de la provincia del Chaco, "nunca" tuvo un acuartelamiento policial y que "siempre" mantuvo el "monitoreo de la situación real de las fuerzas de seguridad provincia", aspecto que insistió en definir como "un tema de incumbencia estrictamente del gobernador de la provincia". 
"Lo que quiero transmitir es que hay una cuestión de carácter provincial y no podemos tener injerencia en cuestiones salariales", aseveró Capitanich, quien, a su vez, destacó la necesidad de que Justicia actúe "con todo el rigor de la ley" sobre quienes protagonizaron "hechos vandálicos y delictivos". 
"Cuando hay saqueos de supermercados producto de acciones delictivas tiene que actuar la Justicia con todo el rigor de la ley. No podemos justificar de ningún modo hechos vandálicos y delictivos", postuló el jefe de Gabinete. 
Por otro lado, consideró "una posibilidad" que el secretario de Seguridad, Sergio Berni, viaje a Córdoba, aunque puso el acento en el "monitoreo exhaustivo" que se va a hacer "a partir de ahora con las autoridades de la provincia". 
En otro orden, negó que exista "discriminación" del Estado Nacional hacia la provincia de Córdoba y dio cuenta de la "agenda" sobre la que se estaba trabajando para la convocatoria al gobernador para un encuentro la semana próxima. 
"En el marco de la madurez de las relaciones institucionales, como lo hemos hecho con el jefe de Gobierno de la ciudad (Mauricio Macri) y con el gobernador de la provincia de Buenos Aires (Daniel Scioli), no tenemos problema en construir una agenda común, pero con respeto y también sin la transferencia de responsabilidades", postuló el jefe de Gabinete. 
"Todo el tiempo hemos estado trabajando para resolver estos problemas, de manera que, mientras el gobernador de Córdoba estaba en el exterior y ha regresado recién ahora, nosotros hemos estado también monitoreando la situación", aseveró Capitanich.