22/11/2013 Mendoza

La vieja ruta 40 será parte de un itinerario escénico

Como parte de un proyecto general en el que busca unir la Patagonia con el Camino del Inca, el departamento del Valle de Uco, en Mendoza, apuesta a revalorizar esta antigua ruta desde El Sosneado hasta Pareditas.


“Este es un proyecto que busca rescatar la traza de la ex ruta 40, entre Sosneado y Pareditas, que es un tramo de 170 kilómetros”, dijo a Télam el director de Turismo del departamento de San Carlos, en Mendoza, Ricardo Funes.
 
Este guía baqueano de la zona del Valle de Uco es un entusiasta promotor de este atractivo turístico de una ruta que va pegada a la montaña.
 
“Desde Sosneado arranca esta vieja ruta de gran valor histórico, paisajístico y cultural, que va a quedar preservada porque el proyecto de asfalto nuevo va más hacia el este”, agregó.
 
El funcionario adelantó que la idea encontró eco en el Ministerio de Turismo de la Nación, en la persona de la subsecretaria de Desarrollo Turístico, Valeria Pelliza.
 
“Ella no conocía el lugar, pero conocía el proyecto, y nos confirmó que una de las ideas que quería trabajar era el de la Ruta Escénica”, continuó.
 
“En ese primer encuentro –precisó-, Pelliza me pidió que trabajemos en conservar ese paisaje único, la cultura local, y ahí empezamos a trabajar con los puesteros locales”.
 
Paralelo a estas gestiones, se comenzó a trabajar en un corredor natural que se encuentra desde Sosneado hasta la montaña, donde la cordillera se abre en dos cordones separados por el valle del río Diamante, el Tunuyán y el Tupungato.
 
“Eso lo estamos proponiendo como un sendero de largo recorrido. Hay un sendero de 300 kilómetros por adentro de la montaña y hay dos rutas principales que están por afuera, entonces la idea es rescatar la vieja ruta 40 por un lado y el sendero de largo recorrido, por el otro”, precisó el funcionario municipal.
 
“Nosotros tomamos el ejemplo de Huella Andina; más de 400 kilómetros de un sendero troncal que une otros senderos. Pero este sería diferente porque las alturas son diferentes”, señaló.
 

“Esta es la puerta de acceso a todas las quebradas que te conducen al otro corredor, entonces lo que queda son dos líneas casi paralelas conectadas por todas las quebradas de los ríos en esos 170 kilómetros se traviezan 7 arroyos. Cada uno un paraíso con puesto, arboleda, lugar para acampar, y camping agreste”, detalló.
 
Funes aseguró que se precisa poner en funcionamiento circuitos que ya estaban en uso, y poner en acción refugios; hoteles refugio de Vialidad Nacional y refugios de militares en medio de la montaña.
 
“Esto iría bajo dos paraguas: Ruta Escénica y Senderos de Argentina. Ahora va muy bien, muy rápido. Toda la experiencia de Huella Andina la estamos aplicando y adaptando. Son kilómetros que arrancan en la estepa patagónica y terminan en la base del Aconcagua”, concluyó.