07/11/2013 memoria

Alumnos secundarios de Moreno sealizaron la comisara que funcion como centro de detencin en la dictadura

Estudiantes secundarios de la escuela Mariano Moreno realizaron, junto a organismos de derechos humanos y con el acompañamiento del municipio, un acto de señalización de la Comisaría Primera (Belgrano al 200).

Franco Baccipi, estudiante secundario de la escuela Mariano Moreno dijo que "vivimos en un país muy abierto, muy libre, donde se le da un lugar muy importante a los jóvenes”, y agregó que “se les da voz y voto a los jóvenes y todos podemos expresarnos por igual” al comparar la situación que atravesaron los jóvenes durante la dictadura militar.

El intendente de Moreno, Mariano West, al cerrar el homenaje, dijo que “este acto no podía tener mejor marco que el que nos ha dado esta semana: el aniversario de 30 años de democracia, la constitucionalidad de la ley de medios y la actitud del comando en jefe de la fuerza aérea de entregar la información que estaba escondida”.

West convocó a los presentes a “agudizar la memoria” y a “rescatar a los compañeros del silencio, porque es lo que nos lleva a encontrarnos con la verdad”.

A su vez, el diputado nacional Horacio Pietragalla, nieto recuperado que recobró su identidad en 2003, se dirigió a los estudiantes y les dijo que “a la edad de ustedes yo estaba apropiado y no había un gobierno que me buscara como hoy este gobierno está buscando a los nietos que aún están apropiados".

Agregó que "también busca los restos de los compañeros desaparecidos” y remarcó que “no podemos separar estos homenajes de la militancia política porque son cosas que van de la mano”.

En ese marco, el secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Guido Carlotto -también parte de los oradores del encuentro- dijo que participó “de 16 señalizaciones desde que he asumido el cargo hace un año y medio” y agregó que “vamos a seguir marcando las comisarias, las brigadas, los cuarteles, los escombros o los pedazos que nos hayan dejado, porque ese es nuestro deber moral como sobrevivientes de esa generación: contar la verdadera historia”.

En tanto Baccipi que tomó la palabra en nombre del grupo de estudiantes, señaló que “la posibilidad de participar de un proyecto de estas características la tuvimos a través del programa “Jóvenes y memoria” que impulsa la Comisión provincial de la Memoria”.

Al proyecto se sumaron compañeros de su curso y en el inicio del trabajo llevaron adelante entrevistas que realizaron en la plaza de la localidad a la gente que se encontraba allí.

Viviana Lozada, esposa de Rodolfo Ortiz -detenido y llevado a esa comisaría para luego ser trasladado y desaparecido- dijo que “es emocionante estar acá” y añadió que “la policía bonaerense de esa época fue ejecutora de los planes del terrorismo de Estado y queremos que se sienten en el banquillo de los acusados igual que el resto de los genocidas”.

Por último destacó que “este acto señaliza que el Estado democrático viene a poner las cosas en su lugar después de que el Estado genocida hizo lo que hizo”.

La placa colocada a la entrada de la Comisaría Primera dice “Aquí se cometireron crímenes de lesa humanidad durante el terrorismo de Estado” y agrega “en este lugar hombre y mujeres -entre ellos niños y una embarazada- permanecieron secuestrados y sometidos a todo tipo de tormentos”.

Respecto a la funcionalidad simbólica de la placa, Pietragalla dijo “esperemos que esta sea una herramienta de reflexión para las fuerzas que hoy están funcionando acá adentro”, y sostuvo: “no queremos abuso de autoridad con ningún pibe de barrio”.