07/11/2013 informe de la DAIA

En el pas crecen las denuncias por antisemitismo cuando recrudece el conflicto en Medio Oriente

Toda vez que recrudece el conflicto en Medio Oriente las denuncias contra todas las formas de antisemitismo aumentan en Argentina, tendencia que se evidencia con más fuerza en las redes sociales, reveló el informe anual sobre antisemitismo 2012 que fue presentado hoy por la DAIA.

La DAIA presenta el informe anual sobre antisemitismo en la Argentina

Se trata de un relevamiento de denuncias sobre hechos antisemitas recibidas durante 2012 en el país realizado por el Centro de Estudios Sociales (CES) de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA).

"Toda vez que recrudece el conflicto en Medio Oriente aumentan los registros de hechos antisemitas. En 2012, ese pico se produjo entre noviembre y diciembre, momento en que se desató el último episodio en la Franja de Gaza que involucró al Estado de Israel", dijo a Télam Marisa Braylan, directora del CES-DAIA.

Para Braylan, el fenómeno "tiene la característica de haberse convertido en una constante. Y los discursos que justifican esos hechos discriminatorios se escudan en supuestas críticas a las  políticas del Estado de Israel", señaló.

El informe alude a este fenómeno cuando analiza las denuncias desde el punto de vista de la "tipología discursiva".

"Mientras el 36% de la denuncias reproducen la simbología nazi, que es el modo por excelencia de las manifestaciones antisemitas, como las pintadas callejeras con cruces esvásticas, el 25% lo ocupan las expresiones xenófobas, y el 12% referencias sobre una conspiración y dominación del mundo", dice el estudio de CES- DAIA.

En todo caso, explicó Braylan "las 243 denuncias radicadas en 2012 no difieren demasiado de la cantidad que se registró en 2011 (263) pero continúa la tendencia creciente del espacio virtual como canal de esas expresiones".

"Es así que en el 40% las denuncias aluden a expresiones antisemitas que circulan por internet; el 19% en el espacio público; el 6% en instituciones comunitarias y en medios de comunicación; y el 5% en la vecindad", explicó Braylan. 

Mientras el 36% de la denuncias reproducen la simbología nazi, el 25% lo ocupan las expresiones xenófobas, y el 12% referencias sobre una conspiración y dominación del mundo


De todas maneras, el trabajo "no responde a la metodología de un sondeo de opinión sino a un registro y procesamiento de denuncias, que por cierto está muy distante de los hechos que realmente ocurren, tanto en Argentina como en otros países", aclararon los presentadores.

También se advirtió que en 2012 "se ha revertido la tendencia histórica que ubicaba el anonimato como vínculo preponderante entre el denunciante y el agresor".

Paralelamente se ha acrecentado de forma significativa el vínculo virtual, lo que coincide con la relación en el contexto que lleva a Internet a ocupar el primer puesto en la categoría de contextos más usados.

El informe señala además que entre los hechos considerados delitos, los más denunciados fueron injurias, que en 2012 alcanzaron un total de 140 y las agresiones físicas, que aumentaron de 1 a 5 de 2011 a 2012.

"El que discrimina es un ser con autoestima baja, que fue maltratado y sufrió él mismo la violencia. Ese tiende a ser el perfil de quien discrimina al otro por motivos raciales, políticos  y religiosos", señaló la directora del estudio.  

Durante la presentación se recordó a los más de 2.000 argentinos judíos que fueron secuestrados y desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983) y los que como conscriptos también en ese período sufrieron discriminación por antisemitismo.  

El acto, que fue encabezado por Julio Schlosser, presidente de la DAIA, tuvo lugar hoy en el Colegio de Abogados de la ciudad de Buenos Aires, ante funcionarios porteños, nacionales y  representantes de las fuerzas de Seguridad, y del INADI, entre otros referentes de la sociedad civil.