05/11/2013 prevencin

Manzur: "Se redoblarn los esfuerzos para seguir reduciendo el dengue en el pas"

El ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, dijo que la situación del dengue "es compleja en la región", lo que constituye una "gran presión para nuestro país", por lo que se redoblarán los esfuerzos para trabajar en una planificación barrio por barrio, en busca de mantener "prácticamente controlada la enfermedad".

JuanManzur lo afirmó al lanzar la Campaña Nacional Campaña Nacional de Prevención contra contra la enfermedad en la localidad misionera de Puerto Iguazú.


"Argentina viene reduciendo la cantidad de casos año tras año, pero en la región han aumentando", dijo Manzur, en base a los informes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la salud (OMS).

Desde Misiones, el ministro sostuvo que "tenemos que mostrar la situación real de los países vecinos y lo que pasa dentro de nuestras fronteras, porque todos tenemos que colaborar para que se siga manteniendo lo que hoy hemos logrado: tener practicamente controlada la enfermedad".

De acuerdo a los datos presentados hoy por el director de Control de Enfermedades Transmitidas por Vectores, Héctor Coto, Argentina reportó durante el período epidémico 2012/2013 2.218 casos, mientras que Bolivia alcanzó un total de 21.320; aunque el mayor impacto de la enfermedad fue para Paraguay y Brasil, que notificaron 128.987 y 1.423.672 de casos, respectivamente.

"Argentina viene reduciendo la cantidad de casos año tras año, pero en la región han aumentando"


Juan Manzur, ministro de Salud
En tanto, se registraron muertes por la enfermedad en Brasil (456), Paraguay (233) y Bolivia (9).

Coto hizo especial hincapié en el panorama que atraviesa Paraguay, que "desde hace tres años se ha convertido en un país endémico de dengue, sin interrupción de la circulación viral a lo largo de todo el año, lo que representa una gran presión para nuestro país".

Ante este escenario, Manzur recordó que "más que nunca necesitamos de cada uno de los vecinos del NOA y del NEA, que es donde más va a estar la presión del dengue, para que secomprometan en la eliminación domiciliaria de los criaderos de mosquitos".

El ministro destacó que en Argentina "si tenemos casos, hacemos bloqueo de foco y se trabaja con profesionalidad y prudencia. Debemos tener en cuenta lo que está pasando en los países vecinos para exacerbar la prevención. Acá los directores de hospitales, los enfermeros, los agentes sanitarios hacen un trabajo fantástico, y la prueba está en los resultados”.

Manzur se manifestó optimista pese a la situación adversa "porque estamos trabajando todos los que tenemos que estar; ya tuvimos una situación similar en 2009 y pudimos revertirla; contamos con insumos y equipamiento distribuidos en todas las bases nacionales y la gran fortaleza es que contamos con la gente que previene que otros se enfermen: el equipo de salud".

Durante el acto de lanzamiento de la campaña Nacional de Prevención de Dengue, Manzur estuvo acompañado por el ministro de Salud provincial, Oscar Herrera Ahuad; el intendente de Puerto Iguazú, Marcelo Sánchez; el diputado Nacional José Guccione; el viceministro de Salud de la Nación, Eduardo Bustos Villar; la subsecretaria de Prevención y Control de Riergos, Marina Kosacoff; entre otros.

Luego, los funcionarios supervisaron tareas de descacharrado domiciliario en un barrio de las afueras de Puerto Iguazú, donde charlaron con los vecinos sobre la importancia de la limpieza de los espacios verdes para evitar los reservorios de agua clara donde prolifera el mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue.

En ese marco, Manzur suprvisó una de las veinte máquinas que adquirió el Ministerio de Salud de la Nación para realizar tareas de fumigación en distintos puntos del país, que incluyen un GPSe instrumentos técnicos para la aplicación del insecticida que combate la proliferación de larvas y mosquitos.

Tras la epidemia de 2009 que afectó a 27.943 personas, se puso en marcha el Plan Nacional de Control del Dengue y la Fiebre Amarilla, que permitió tener una estrategia sostenida que, al margen de los comportamientos de la enfermedad en la región, produjo un descenso de casos.

Según los datos del Ministerio de Salud, en 2010 se registraron 1.280; en 2011, 322; en 2012, 272.

En este escenario, el ministro de salud misionero exhortó a la población a tener "responsabilidad social" en el control del dengue.

"Nosotros desde el Estado garantizamos la política rectora, las acciones, las herramientas y los insumos, pero el dengue requiere de cada individuo, porque esta batalla se la gana en la conciencia de cada uno y con el compromiso de los vecinos, que son el primer y más importante eslabón para tener índices larvarios bajos", aseguró Ahuad.