03/11/2013 Baslica de Lujn

Dos modernas tecnologas para terminar con viejos problemas

La cripta de la basílica de Luján, afectada el año pasado por una gran inundación, es sometida a dos nuevos sistemas para eliminar la humedad de las paredes y el anegamiento por la subida de las napas, en las obras de restauración que ya van por la etapa final.

En el recinto, que alberga imágenes de la Virgen y reliquias históricas, se deben realizar también trabajos de reposición y reconstrucción de los materiales que se usaron originalmente y también de revoque y pintura.

El titular de la Zona I de la Dirección Nacional de Arquitectura, Guillermo Frontera, explicó que para solucionar el problema de las inundaciones de la cripta por la subida de las napas construirán "pozos absorbentes y se colocarán bombas".

En cambio, para eliminar la humedad ascendentes de las paredes el especialista detalló que usarán el sistema de "electro ósmosis", por el cual cambian la polaridad de la estructura y el agua que tendría que subir, baja.

El método lo desarrolló en el país una empresa privada que ahora trabaja para la reconstrucción de la basílica, contratado por el Estado.
etiquetas