30/09/2013 presupuesto

El gobierno de EEUU atraves 17 "cierres" a lo largo de su historia

El "cierre" del gobierno de EEUU y el desempleo temporal de cientos de miles de funcionarios "no esenciales" ya sucedió 17 veces en la historia del país, pero en la mayoría de los casos duró apenas unos días y no coincidió con una profunda crisis económica como la actual.

El primer "cierre" se registró en 1976 durante los últimos meses del gobierno republicano de Gerald Ford, luego de que éste se negara a aprobar un aumento del presupuesto del Departamento de Trabajo y de la cartera de Salud, Educación y Bienestar Social.

Duró 10 días, pero abrió una temporada de continuos enfrentamientos entre la Casa Blanca y el Capitolio en Washington.

El período más conflictivo se concentró durante el gobierno siguiente, de Jimmy Carter, en la segunda mitad de la década de 1970, según consigna ANSA.

El entonces presidente demócrata enfrentó cinco "cierres" entre octubre de 1977 y octubre de 1979, que duraron desde 8 hasta 18 días y coincidieron con la llamada segunda crisis internacional del petróleo y uno de los momentos más tensos de la historia reciente de Estados Unidos.

El eje del conflicto fue el uso de fondos públicos para la realización de abortos.

Durante la década del `80 el entonces presidente republicano Ronald Reagan enfrentó ocho "cierres" del gobierno federal, pero todos fueron relativamente cortos y la mitad no llegó a durar un día entero.

Las disputas entre los poderes Ejecutivo y Legislativo continuaron con su sucesor, el también republicano George Bush padre, aunque sólo llegaron a la situación límite de vencer el plazo del año fiscal y "cerrar" las funciones "no esenciales" del gobierno federal una vez durante tres días.

Pese al largo historial de "cierres" del gobierno estadounidense, el antecedente que estuvo en la mente de dirigentes y ciudadanos en estos últimos días fue el que sufrió el ex presidente demócrata Bill Clinton entre fines de 1995 y principios de 1996, el último y más largo de la historia del país.

Clinton ya había sufrido un "cierre" de cinco días en noviembre de 1995, impulsado por la bancada republicana que reclamaba un plan a largo plazo de equilibrio presupuestario.

Pero fue recién a mediados de diciembre de ese año, a menos de un año de las elecciones presidenciales, que la confrontación entre demócratas y republicanos alcanzó una tensión poco usual, que llevó al gobierno federal a "cerrar" durante 21 días.

La Casa Blanca estimó más tarde que el prolongado "cierre" le costó al Estado más de mil millones de dólares, no obstante lo cual los análisis posteriores reivindicaron que, dado el buen momento económico que transitaba el país, el impasse presupuestario no perjudicó al crecimiento nacional de ese año.

Actualmente, sin embargo, el gobierno de Barack Obama aún está intentando salir de una de las peores crisis económicas de las últimas décadas.