30/09/2013 Washington

Israel le pidi a Estados Unidos que mantenga las sanciones contra Irn

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reunió en la Casa Blanca con su par estadounidense, Barack Obama, y le pidió que mantenga las sanciones contra Irán pese a "las palabras conciliadoras" del nuevo mandatario persa, Hassan Rohani.

Un día antes de presentarse ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, Netanyahu visitó a su aliado en Washington para expresarle su "desconcierto" por el reciente acercamiento entre la Casa Blanca y el nuevo gobierno de Teherán para discutir la situación en Siria y el programa nuclear iraní.

"Creo que la combinación de una amenaza militar creíble junto con la presión de estas sanciones fue la que llevó a Irán a la mesa de negociaciones", aseguró el primer ministro israelí luego de la reunión con Obama, informó la agencia de noticias DPA.

"También creo que para que funcione la diplomacia deben mantenerse esas sanciones. Y creo que no deberían ser aliviadas hasta que haya un éxito comprobable", agregó Netanyahu, quien volvió a acusar a Teherán de querer destruir a Israel.

Para el premier israelí un "éxito comprobable" sería que Teherán traduzca sus promesas actuales en "acciones reales". 

El viernes pasado Obama dio un paso diplomático importante y llamó por teléfono a Rohani, lo que se convirtió en la primera comunicación directa entre los mandatarios de los dos países desde la victoria de la Revolución Islámica de 1979.

Desde que asumió, hace poco más de un mes, el presidente iraní está intentando abrir canales de diálogo con las potencias occidentales sobre una base "de igualdad y respeto".

Por eso, después de la conversación telefónica del viernes, Obama aseguró que es posible a mediano plazo construir "una nueva relación" con el gobierno iraní de la revolución islámica y llegar a una "solución integral" sobre su plan nuclear, percibido como una amenaza por Estados Unidos y sus aliados, entre ellos Israel.

Pese a la incesante expansión de las colonias israelíes ilegales en territorios palestinos ocupados, Obama felicitó a Netanyahu por su "compromiso" con el diálogo


"Tenemos que probar con la diplomacia", reiteró hoy Obama frente a la prensa, tras reunirse con Netanyahu.

Sin embargo, el mandatario tranquilizó a su socio israelí al confirmar que no aceptará un Irán con armas nucleares y que todas las opciones siguen estando sobre la mesa, incluyendo la militar.

"Es absolutamente claro que las palabras no alcanzan -destacó Obama mirando a Netanyahu- Debemos ver hechos que le den confianza a la comunidad internacional".

El mandatario estadounidense aclaró que el proceso de negociación con Irán "no será fácil" y que su país y el resto de la comunidad internacional le reclamarán a Teherán "los más altos estándares de verificación" dentro de su programa nuclear.

La agenda de la reunión bilateral se completó con la situación actual en Siria y las frenéticas negociaciones diplomáticas para desarmar el programa químico de Damasco, y las conversaciones preparatorias entre israelíes y palestinos para avanzar hacia un proceso de paz, impulsadas por el gobierno estadounidense.

Pese a la incesante expansión de las colonias israelíes ilegales en territorios palestinos ocupados, Obama felicitó a Netanyahu por su "compromiso" con el diálogo, mientras que el premier israelí dijo seguir "comprometido" con la paz.

Después de la reunión a puerta cerrada y de hacer declaraciones a la prensa, los dos mandatarios compartieron un almuerzo con el vicepresidente estadounidense Joe Biden.