28/09/2013 si asume en diciembre

"Macri no tiene voluntad poltica de terminar con la trata sexual"

El primer candidato a legislador porteño por Unen, Gustavo Vera, consideró hoy que el gobierno de Mauricio Macri "no tiene voluntad política de terminar con la trata sexual" en el distrito, y aseguró que él será "como un tábano en materia de pedido de informes" si asume en diciembre una banca en la Legislatura de la ciudad.



"No es verdad que Macri no pueda hacer nada; tiene un montón de instrumentos en la ciudad para atacar a la mafia de la trata", remarcó el titular de la ONG La Alameda, y mencionó como ejemplo a la justicia ordinaria, la fiscalía contravencional, la agencia de control comunal, la subsecretaría de trabajo, una ley de asistencia a las víctimas y un protocolo de asistencia.

"No es verdad que Macri no pueda hacer nada; tiene un montón de instrumentos en la ciudad para atacar a la mafia de la trata"


El postulante del frente que lideran Elisa Carrió y Fernando "Pino" Solanas planteó que en el gobierno de Macri "no hay voluntad política" de terminar con la trata sexual porque, argumentó, "en la ciudad hay cerca de mil prostíbulos que están judicializados", es decir, que se conoce puntualmente dónde funcionan.

"La trata es una palanca de acumulación rápida de dinero, pero puede ser un fenómeno accidental, como ocurre en Suecia, donde los casos aparecen en las páginas policiales, o sistemático, que es cuando afecta a cientos de personas; entonces, claramente, hay sectores del Estado que colaboran en forma de cohecho", explicó.

Vera opinó que la Legislatura podría activar una ley "que está durmiendo hace bastante tiempo" y que permitiría derogar la habilitación de falsos cabarets y whiskerías clase C, "disfraces de los narco-prostíbulos".

Si bien admitió que la problemática "es crítica más allá de quién esté en el gobierno", consideró que la gestión de Macri se "escuda en la responsabilidad de la Policía" y esquiva involucrarse en la búsqueda de soluciones para terminar con "1200 prostíbulos, tres mil talleres clandestinos y casi 30 mil inmigrantes sometidos a la servidumbre".

"No le conozco a Macri denuncia alguna por situaciones de corrupción dentro de la Policía Federal"


"No le conozco a Macri denuncia alguna por situaciones de corrupción dentro de la Policía Federal", advirtió Vera y contrapuso, en cambio, los casi "70 comisarios" señalados por La Alameda, "muchos de los cuales fueron pasados a disponibilidad durante la gestión de (la ex ministra de Seguridad Nilda) Garré".

Vera se mostró entusiasmado con la posibilidad de integrar desde diciembre la Legislatura porteña porque, así, parte del accionar de La Alameda "no va a depender de la buena voluntad" de los diputados.

Aseguró que, desde ese cuerpo legislativo, él será "como un tábano en materia de pedidos de informes" para saber "por qué no actúan los organismos de la ciudad" para combatir las mafias y por qué "se incumplen los deberes de funcionario público y no se denuncian a los sectores corruptos de las fuerzas de seguridad".

Además, reivindicó su acuerdo con Carrió y Solanas, con quienes dijo mantener una "afinidad previa construida en el trabajo en la calle", y resaltó que el espacio le abrió las puertas para que despliegue su conocimiento sobre mafias y crimen organizado.

Para Vera, Unen "tiene futuro en Capital" pero todavía "es una incógnita a nivel nacional", que deberá ser resuelta "por los partidos que integran el espacio y tienen proyección en todo el país".

Igual, se pronunció a favor de que se dirima en primarias una futura candidatura a presidente del frente y manifestó que seguirá siendo parte del espacio, en tanto y en cuanto Unen "siga tomando y defendiendo el programa de La Alameda, como lo hizo hasta ahora".

"Es un frente de largo plazo porque es mucho lo que hay que hacer en la pelea contra la corrupción y las mafias; es un frente por la ética pública y hay un largo camino por recorrer", subrayó.

En cuanto a "deudas pendientes" en la ciudad, Vera mencionó la necesidad de transparentar la industria textil, que tiene "114 marcas denunciadas por trabajo esclavo y talleres clandestinos"; de construir refugios de asistencia para adictos y combatir el comercio de drogas, que en barrios como el Abasto y Recoleta, registra "no menos de 30 puntos de venta en cada uno".

"Hoy los esclavistas comen en Puerto Madero", disparó y consideró prioritario aplicar normas en la ciudad que para que las marcas de ropa sean "auditadas en toda su cadena de valor" para certificar que estén libres de trabajo esclavo.

Con todo, Vera aseguró que seguirá construyendo una "red antimafia nacional junto a la hermana Marta Pelloni" y participando de la lucha contra el trabajo esclavo.

"Nuestra actividad social tendrá un plano político concreto, dentro de una integralidad en la que La Alameda cuenta con brazos comunitarios, cooperativos, sindicales, jurídicos y ahora legislativos, que en la ciudad se expresarán en Unen", concluyó.