20/09/2013 Buenos Aires

La fiscala de Morn pidi la inmediata detencin de Grassi

El fiscal de Morón Alejandro Varela pidió hoy la inmediata detención del sacerdote Julio César Grassi, condenado por abuso y corrupción de menores, ante el Tribunal Oral Criminal (TOC) al haberse agotado todas las instancias de apelación.

"El fiscal de Morón, Alejandro Varela, pidió hoy la "inmediata detención" del cura Julio César Grassi, condenado en tres instancias por abuso sexual agravado y corrupción de menores, al agotarse todos los recursos de apelación en la provincia de Buenos Aires y ante el probable peligro de fuga.

La presentación de Varela fue realizada ante el Tribunal Oral Criminal 1 de Morón al "haberse agotado todas las instancias provinciales de apelación", por lo que se pidió "el acotamiento de la libertad ambulatoria de la que goza Grassi", dijo a Télam.

El funcionario judicial añadió que tras el fallo de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que ratificó el 18 de septiembre la condena a 15 años por abuso sexual de un menor conocido como "Gabriel", "se avanzó en la certeza de la responsabilidad del imputado por lo que de no proceder a la detención existe peligro de fuga".

En tanto, según informó el abogado querellante, Juan Pablo Gallego, el Tribunal de Morón fijó una audiencia para el lunes a las 13 por la situación del cura, que "está dirigida a todas las partes y al propio acusado. Esperemos que de acá al lunes se pueda cumplir esta situación dado el peligro de fuga", informó Gallego.

En el mismo sentido que el fiscal Varela, el abogado defensor de "Gabriel", Sergio Piris, hizo el mismo pedido hoy ante el Tribunal Oral Criminal 1, que lo condenó en primera instancia a 15 años de prisión en junio del 2009.

Sin embargo, los jueces -Luis Andueza, Jorge Carrera y Mario Gómez- resolvieron que siguiera gozando de su libertad hasta que la sentencia quedara firme y dispusieron un régimen de libertad morigerada, por lo que el sacerdote fijó domicilio en una quinta situada frente a la Fundación Felices los Niños, en la localidad de Hurlingham, lugar donde se cometieron los abusos.

Tanto la Cámara de Apelaciones de Morón como el Tribunal de Casación bonaerense ya habían ratificado la condena impuesta al cura católico y el miércoles pasado se expidió en igual sentido la corte provincial, aunque no dispuso su detención porque no tiene atribuciones para hacerlo.

Por su parte, la sala sexta del Tribunal de Casación bonarense rechazó ayer los planteos de la defensa de Grassi y dio vía libre a su detención, tras la presentación de la querella que demostró que había violado el régimen de libertad morigerada al referirse a su víctima en un programa de televisión en el año 2010.

El defensor de Grassi, Ricardo Malvicini, dijo a Télam que estudiará las resoluciones de Casación y la Corte bonaerense para cambiar "desde otro lado" el régimen de libertad morigerada que tiene el sacerdote que le permite deambular pero sin acercarse a la Fundación, por otro de "arresto domicilario".

Además, anticipó que presentará un nuevo recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para evitar que su defendido cumpla la condena.

En tanto, el fiscal Varela aseguró que si bien presentó hoy el pedido de detención ante el Tribunal "es probable que la semana próxima se resuelva" e hizo hincapié en que de demorarse mucho más tiempo la resolución del juzgado "la posibilidad de fuga de Grassi se incrementa ya que dispone de los medios para hacerlo".

En este aspecto, recordó que el cura "ya se fugó dos veces, una de un estudio de televisión cuando se enteró de que la Policía iba a detenerlo y otra de la propia Fundación Felices los Niños" y añadió que el pedido de la inmediata detención también se basa "en la conducta que mantuvo a lo largo de todo el proceso judicial".

Para el fiscal, con el fallo de la Suprema Corte de Justicia bonaerense "alcanza para detener" a Grassi y precisó que se debe la prisión se debe concretar "independientemente de si la defensa presenta un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Nación".

"Lo único que queda pendiente es resolver la detención y a la Fiscalía no le importa, en este caso, la resolución de la sala sexta sobre la violación a la libertad morigerada", expresó el fiscal.

Por su parte, Piris, recordó que "ya hay tres instancias que ratifican el abuso" y denunció que "no hay ninguna persona que esté condenada por tres tribunales que siga en libertad", como el cura.

"Grassi debería estar detenido desde hace mucho tiempo pero ahora los que deben decidir son los miembros del tribunal de Morón, ya que toda instancia recursiva está agotada" y aseguró que "a medida que pasa el tiempo, aumenta la posibilida de fuga".

El cura se encontraba esta tarde en la quinta "La Blanquita", ubicada frente a la Fundación Felices Los Niños, lugar donde se cometiieron los abusos por los que fue condenado en 2009.