18/09/2013 aniversario

A siete aos de la desaparicin de Julio Lpez, habr movilizaciones en La Plata y hacia Plaza de Mayo

El testigo en el juicio que condenó a prisión perpetua al represor Miguel Etchecolatz, será recordado con dos marchas. Una partirá a las 18 desde el Congreso hasta Plaza de Mayo y la otra lo hará a las 17 desde la Plaza Moreno hacia la Plaza San Martín.

Las organizaciones nucleadas en el Encuentro Memoria Verdad y Justicia (EMVyJ) convocan a marchar a las 18 desde el Congreso de la Nación a la Plaza de Mayo para exigir la aparición con vida de Jorge Julio López y por el juicio y castigo a los responsables.

En tanto, organizaciones de derechos humanos, estudiantiles, políticas y sociales de La Plata marcharán a las 17 desde la Plaza Moreno hacia la Plaza San Martín, para recordar el día en que López desapareció cuando salía de su domicilio en la localidad de Los Hornos para dirigirse a los tribunales platenses a presenciar la audiencia de alegatos en el proceso judicial.

Los organismos de derechos humanos convocantes como HIJOS-La Plata y la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos reclamarán por lo que consideran "una trama extensa de complicidades" que impiden que en la causa en manos del juez Manuel Blanco no existan procesados ni detenidos.

Por su parte, la Municipalidad de La Plata realizará un acto a las 14 en la puerta de la casa de López, ubicada en 69 y 140 de Los Hornos, donde se colocará una baldosa con su nombre, de acuerdo a una ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante consistente en identificar el lugar con una "marca urbana".

Jorge Julio López fue secuestrado y desaparecido por primera vez durante la última dictadura cívico militar y se presentó como testigo en el juicio oral y público contra el ex comisario Miguel Etchecolatz que se realizó en la ciudad de La Plata.

El 18 de septiembre de 2006, el día en que se producían los alegatos de su querella pidiendo la condena por genocidio y la perpetua para el represor, como finalmente fallaron los jueces, desapareció nuevamente y desde entonces nada más se supo de él.