21/08/2013 fuga en Ezeiza

Para una experta, "es imposible que se vayan 13 presos sin apoyo y complicidad penitenciaria"

La integrante del Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos (Cepoc) Claudia Cesaroni denunció que la fuga pudo haber sido "una acción de sectores del Servicio Penitenciario Federal enfrentados a (el ex director Víctor) Hortel".

Abogada, Criminóloga y autora de `La vida como castigo` (2010) y `Masacre en el Pabellón Séptimo` (2013), Cesaroni destacó que con Hortel se "abrió bastante el mundo de las cárceles federales" y que la fuga se produjo en plena "discusión del cambio de protocolo en pesquisas, ingreso de familiares y el aislamientos, entre otros temas importantes".

Se trata de una mesa de diálogo que se abrió con familiares de detenidos, organismos defensores de los derechos humanos, la Procuración Penitenciaria, la Defensoría General de la Nación y el Servicio Penitenciario Federal.

La especialista citó entre las decisiones que molestaron a algunos sectores la quita de "la defensa corporativa de los penitenciarios por malos tratos", que hasta la llegada de Hortel contaban con una defensa en las causas judiciales del propio Servicio Penitenciario Federal.

"Es como si a (al fallecido dictador Jorge Rafael) Videla lo hubiesen defendido los abogados del Ejercito", graficó la criminóloga, al explicar que quienes lo requieran como cualquier imputado tiene derecho a la defensa oficial.

"Son decisiones que generan reacciones en un cuerpo militarizado y corporativo", declaró Cesaroni, quien calificó la renuncia de Hortel como "un retroceso" en medio de una pelea contra "problemas estructurales, como las torturas, los malos tratos, la lejanía de las cárceles de donde provienen los presos y sus familias, y el aislamiento".
etiquetas