15/08/2013 Ciudad

Denuncian que en el hospital Moyano hay 25 psiclogos para atender a casi mil pacientes

Médicos y trabajadores aseguraron que la precaridad de ese centro de salud mental es "consecuencia del recorte que aplicó el gobierno porteño a la salud pública estos últimos años" y pusieron como ejemplo que solo hay 25 psicólogos para atender a 940 pacientes.

En un predio de 17 hectáreas, su mantenimiento depende de solo 12 trabajadores y para los casi mil pacientes que se atienden hay 25 psicólogas, según un informe que reunió las denuncias de médicos, enfermeros y trabajadores.

"Esto claramente muestra la desidia del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a quien poco le importa la salud pública", dijo a Télam Carlos Paz (M.N. 86.058), médico psiquiatra de la guardia del hospital del barrio de Barracas.

Para Paz, "el recorte que han hecho a nivel de guardias nos despoja de profesionales clínicos y de psiquiatras".

Según las denuncias reunidas en un informe elaborado por Telenueve, "de las 600 guardias que tenía el Moyano, sólo quedaron 250".

El psiquiatra explicó que "los cargos que van quedando vacantes por jubilaciones o decesos no se vuelven a recuperar y solo se cubren algunos y de forma precaria, con contratos temporarios".

Lo mismo ocurre en enfermería, "donde de los 100 puestos que fueron quedando vacantes, solo 33 fueron cubiertos".
Además, añadió el psiquiatra, "para trasladar a nuestras pacientes sólo contamos con una sola ambulancia, que rara vez  funciona". 

La psicóloga Bertha Fellman (M.N. 31321) contó que en una oportunidad tuvieron "que poner 600 pesos de nuestro bolsillo para contratar a un acompañante terapético y a una ambulancia para poder trasladar a las pacientes".

Desde su puesto de jefa de Unidad de Enfermería, Mabel Ghernetti, que trabaja en el Moyano desde hace 25 años, aseguró que "por las características del lugar, las pacientes y el personal comparte muchas horas del día. Somos como una familia".

"Por eso mismo no es fácil ver a las pacientes así. Me doy cuenta y me da mucha bronca que a los funcionarios no les interesa el estado en que se encuentra la gente", sostuvo.

Tránsito Fernández contó otro de los problemas que sufre el hospital: el de la falta de seguridad en materia de insfraestructura.

Desde su trabajo en la lavandería, Fernández contó que "el día que se prendió fuego una máquina lavadora no funcionó ni la alarma, ni el sistema de agua que debe activarse para dominar el incendio".

"Los enfermeros tuvieron que hacer de bomberos hasta que los bomberos llegaron, porque acá no funcionó nada", contó la delegada del sector. 

Mario Muñoz, trabajador de mantenimiento del hospital y delegado de ATE, "explicó que el sitema no funcionó porque no está conectado a la red de agua, tan simple como eso".

Entre otras deficiencias, Muñoz advirtió que la Unidad Penitenciaria dentro del Moyano, que se trasladó a Ezeiza, dejó vacío un edificio con todas las instalaciones "al que no podemos ingresar".

"Los consultorios externos no tienen nigún tipo de calefacción, por falta de suministro. El gas falta hace cinco años en el sector y para solucionarlo hay que realizar tareas estructurales, según la empresa concesionaria", señaló Muñoz.

Para el delegado la pregunta es "¿por qué no usar para los consultorios el edificio vacío que tiene gas? Esa y otras preguntas se contestan con una sola respuesta: no hay interés".