28/07/2013 regresa al Vaticano

Francisco se despidi de Brasil luego de vivir una "semana inolvidable"

En su mensaje de despedida tras su histórica visita a Brasil, el Papa afirmó que Cristo "está preparando una nueva primavera en todo el mundo" y saludó con un "hasta pronto, ya muy nostálgico".

Por Enviados especiales


"Yo seguiré alimentando una esperanza inmensa en los jóvenes de Brasil y del mundo entero: por medio de ellos, Cristo está preparando una nueva primavera en todo el mundo", afirmó Francisco en el aeropuerto internacional Galeao, donde estuvo el vipresidente Michele Temer.

En sus últimas palabras en suelo brasileño luego de vivir una intensa semana en Brasil, el argentino Jorge Bergoglio saludó: "El Papa se va, les dice `hasta pronto`, un `pronto` ya muy nostálgico y les pide, por favor, que no se olviden de rezar por él".

"Marcho con el alma llena de recuerdos felices, y éstos se convertirán en oración", afirmó el pontífice, tras lo cual señaló que ya comienza a "sentir un inicio de saudade (nostalgia) de Brasil, este pueblo tan grande y de gran corazón, tan amigable".

Expresó asimismo su "certeza de que Cristo vive y está realmente presente en el quehacer de innumerables jóvenes y de tantas personas con las que me he encontrado en esta semana inolvidable".

"Marcho con el alma llena de recuerdos felices, y éstos se convertirán en oración"


Francisco
Francisco agradeció a las autoridades de Brasil, a sus hermanos obispos, a los que participaron de las celebraciones, a los medios de comunicación y particularmente a los jóvenes.

"Con su testimonio de alegría y de servicio, ustedes hacen florecer la civilización del amor. Demuestran con la vida que vale la pena gastarse por grandes ideales, valorar la dignidad de cada ser humano, y apostar por Cristo y su Evangelio", manifestó.

Por último, hizo una mención especial a la Virgen de Aparecida, patrona de Brasil, cuyo santuario visitó el miércoles y ante quien se arrodilló para "pedir por la humanidad entera y en particular por todos los brasileños".

Por su parte, el vicepresidente Temer sostuvo que la "sencillez" del papa entró "en los corazones de los brasileños y logró localizar en ellos a Cristo".

Además, calificó a Francisco como "un verdadero evangelizador" y un "ejemplo de moderación" y de diálogo.

"La próxima vez que venga a Brasil, en 2017, no habrá necesidad de abrir puertas porque han sido abiertas por su presencia: entre sin pedir permiso, porque el corazón de los brasileños está abierto", aseveró Temer, que reemplazó a la presidenta Dilma Rousseff en la ceremonia de despedida.

El avión que lleva al papa Francisco de regreso al Vaticano despegó a las 19.30 con rumbo al aeropuerto Ciampino de Roma, donde tiene previsto aterrizar mañana a las 11.30 (hora de Italia).