28/07/2013 Ro de Janeiro

Una nia ananceflica, "un signo de aceptacin de la vida" en la misa final

Fue llevada por sus padres al altar de la misa de cierre de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), por pedido expreso del papa Francisco, que consideró el caso como "un signo de confianza y de aceptación de la vida".

Por Enviados especiales

El matrimonio, que conoció ayer a Francisco en la puerta de la catedral de Río, decidió continuar el embarazo a pesar de conocer la situación desesperante de que el bebé no tenía cerebro.

"El papa los encontró ayer a la salida de la catedral, bendijo a la niña y quedó muy impresionado, por lo que los invitó a participar de la misa de hoy y ofrecer la niña a Dios en el momento del ofertorio como expresión de ofrecer la vida", contó el vocero del Vaticano, el padre Federico Lombardi.

Según el portavoz, la niña "podría haber sido abortada, según la ley, pero los padres recibieron la vida y su presencia hoy en la misa fue como un signo de confianza, de amor, de aceptacion de la vida que el papa deseo".

De esta manera, Francisco tradujo en un gesto concreto su reiterado mensaje sobre la "cultura del descarte" en la sociedad de hoy.