22/07/2013 solicitud de Alak

Piden investigar el intento de obstruccin a la Justicia en la causa por el crimen de ngeles

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, solicitó a la Procuración General de la Nación que “se investigue el intento de obstrucción a la justicia por parte de la presunta testigo Beatriz Fuentes y del diputado de la UCR de Santa Cruz, Eduardo Costa”, en la causa que se investiga el homicidio de la joven Angeles Rawson.

 El ministro Alak explicó que “de constatarse una maniobra destinada a desviar la investigación o imputar falsamente la comisión de delitos, estaríamos en presencia de ilícitos muy graves como el encubrimiento (art. 277 del CP), la falsa denuncia (art. 245) y el entorpecimiento de las funciones de un funcionario público (art. 241 inc. 2)”.

El pedido del funcionario destaca, entre otros aspectos, una publicación del diario Página 12 del viernes último, en la que se informa que la testigo Beatriz Fuentes, que fue imputada por falso testimonio, se habría contactado con Canal 13 a sugerencia –según sus dichos- del diputado nacional por la UCR de Santa Cruz, Eduardo Costa.

En ese orden, el titular de la cartera de Justicia consideró que “sería un hecho sumamente grave que un miembro del Congreso, como el diputado nacional Eduardo Costa, sea parte de una maniobra de estas características, recomendando a un testigo ir a un medio de comunicación en lugar de presentarlo de inmediato ante las autoridades judiciales".

“De constatarse una maniobra destinada a desviar la investigación o imputar falsamente la comisión de delitos, estaríamos en presencia de ilícitos muy graves"


Julio Alak, ministro de Justicia y DDHH
Según la denuncia, Beatriz Fuentes había sostenido en una grabación telefónica con el periodista de Canal 13, Ricardo Canaletti, que vivía en el edificio de Ravignani 2360, y que el día de la desaparición de Angeles había escuchado una fuerte discusión entre ella y su madre, que había motivado la atención del portero del edificio, y que luego de ello, un funcionario del Poder Ejecutivo Nacional habría ofrecido dinero a los vecinos para que no cuenten nada de lo ocurrido ese día.

El escrito presentado esta mañana por Alak ante la Procuración General de la Nación subraya que “en sede judicial Fuentes posteriormente rectificó sus dichos, y relató que en realidad se hizo pasar por una anciana, que había vivido esos hechos y se los había contado en una estación de ómnibus de Comodoro Rivadavia”.

El testimonio de Fuentes, contradictorio y falaz, fue inmediatamente cuestionado por el abogado Pablo Lanusse, representante de la querella por parte del padre de la joven, Franklin Rawson, y por la fiscal de la causa, por lo cual el juez ordenó dar por terminado el acto y que la justicia investigue el delito de falso testimonio.

El viernes último, al anunciar la presentación que se concretó hoy, Alak manifestó que “tanto el juez como la fiscal y el abogado querellante se dieron cuenta desde el inicio de la declaración que Fuentes mentía, se hacía pasar por personas inexistentes y que todo su relato estaba armado con otros fines”.

“Estos hechos, de confirmarse, son muy graves porque se obstruye el normal y pleno funcionamiento de la administración de justicia, que está investigando un lamentable suceso”, opinó.

Por último, luego de opinar que “deberá investigarse si Costa no formó parte del armado de esta burda maniobra y con qué intereses”, el ministro dijo que “por eso solicitamos que se investiguen en profundidad los hechos y se determinen los responsables”.