21/07/2013 inclusin social

La Argentina participar del mundial de ftbol calle en Polonia

La selección argentina de ‘fútbol calle’, integrada por personas en situación de vulnerabilidad, participará en agosto de la Copa Mundial de fútbol calle o `Homeless World Cup` (HWC), único torneo internacional anual que se propone generar inclusión social y cambios duraderos a través del deporte.

Por Luca Toninello


El evento social y deportivo que nuclea proyectos de organizaciones sociales de todo el mundo nació en 2003 y este año se celebrará en Proznan (Polonia), entre el 10 y el 18 de agosto.

La representante del torneo en la Argentina es la ONG Hecho Club Social, que trabaja con personas en situación de exclusión social y sin recursos económicos con el objetivo de brindar contención, inclusión y oportunidades a través del deporte.

"Nuestro fútbol no separa por clases sociales ni por las propias capacidades para jugarlo; aquí rescatamos otros valores para generar conciencia de que los logros en el partido de fútbol pueden trasladarse al partido cotidiano de la vida", dijo a Télam Sergio Rotman, director de la ONG y técnico del equipo que representará al país en el mundial.

Rotman contó que la Argentina participa de los mundiales desde 2004, y que la selección está integrada "no por el que juega bien al fútbol, sino por el que demuestra más ganas de progresar, ya sea terminando sus estudios, buscando trabajo o recomponiendo lazos familiares".

"Se genera un marco de contención y desarrollo entre quienes se acercan con la ilusión de disputar un mundial de fútbol pero que a la vez participan de un programa de mejoramiento personal que abarca talleres de educación, trabajo, vivienda, prevención de salud y ciudadanía", explicó el entrenador.

Y continuó: "Así, los hombres y mujeres -jóvenes, adolescentes y adultos- que son parte del programa elevan su autoestima, generan sentido de pertenencia, afianzan vínculos y apuestan nuevamente a sus vidas".

El proyecto es reconocido oficialmente por la Secretaría de Deporte de la Nación, que apoya con instalaciones y asistencia económica para los viajes.

“Junto a la ministra (Alicia) Kirchner trabajamos el concepto de que el deporte es una herramienta para el desarrollo humano, por lo tanto trabajamos con todos los sectores de la sociedad poniendo especial énfasis en los que necesitan que haya un Estado que los acompañe”, dijo a Télam Claudio Morresi, secretario de Deporte del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Morresi subrayó que se trabaja de forma transversal para “desarrollar al ser humano como un todo” y consideró que “este tipo de torneos se deben apoyar fuertemente, por eso nosotros lo hacemos desde hace años para que la gente pueda cumplir con su derecho de tener actividad deportiva, recreativa y ser más felices a través del deporte”.

El mundial, que cuenta con aprobación y reconocimiento a nivel internacional, está organizado por la oficina central del HWC en Edimburgo, Escocia.

Mel Young, presidente y co-fundador del HWC, dijo a Télam que “el objetivo principal (del torneo) es cambiar la vida de los marginados y las personas sin hogar a través del deporte”.

“Hemos tenido muy buenos resultados en los últimos años y estamos seguros de que este caso no será diferente. El deporte puede desempeñar un papel importante para generar cambios en el mundo, cada campeonato es la celebración del trabajo duro que realizamos en 70 países durante todo el año”, consideró.

Young, que explicó que la parte más importante del trabajo es ayudar a la gente a mejorar sus condiciones de vida, subrayó que lo que pretenden es “cambiar la imagen estereotipada que las personas sin hogar tienen en el mundo”.

El presidente del torneo anual contó que la iniciativa es financiada “por la ciudad sede con dinero proveniente de los gobiernos y los patrocinadores”, y remarcó que el fútbol “es un idioma internacional” que “todo el mundo entiende”.

“Todos los países del mundo tienen gente sin hogar, aunque nieguen u oculten el problema. Nosotros demostramos que el fútbol puede tener un impacto importante, queremos pedirles a todos que nos apoyen y a los gobiernos que se involucren”, concluyó Young.

Gregorio Lizarsoain es preparador físico y jugador del equipo que participará en el mundial de Polonia. "Nos preparamos mucho, estamos trabajando para llegar de la mejor manera", consideró.

"Esto no se vive competitivamente, uno siempre quiere dar lo mejor, pero acá lo importante es vivirlo amistosamente y conocer a otra gente que está en la misma situación que nosotros", dijo a Télam Lizarsoain.

El joven de 26 años que vive en villa La cava desde hace más de 15 invitó a "los pibes" a sumarse a esta experiencia, ya que "el deporte te puede cambiar la vida, como me pasó a mí".

Enrique Iñigo tiene 42 años y vivió 14 en la calle. "Antes de llegar acá yo no sabía nada de deporte, me enteré por un compañero", afirmó.

"Al principio pensé que era todo mentira, pero un día vine y empecé a conocer, a entrenar y de repente me dijeron que había mejorado y que viajaba al mundial de Australia (en 2008)", explicó.

Iñigo recordó que "antes del fútbol era un callejero, estuve en la bebida y en la droga pero la disciplina del deporte me sacó".

"Todo fue muy rápido, de repente estaba viajando en avión, yo que nunca había viajado, y viviendo una experiencia única porque conocimos mucha gente que estaba igual o peor que nosotros pero iba para adelante", remarcó.

"Hoy salí de la calle y trabajo en la construcción, hago changas; quiero decir a todos los pibes que estén en la misma situación que si yo salí es porque se puede, el deporte te cambia la vida", concluyó.

Algunos de los socios más importantes del HWC son la Unión de Asociaciones de Fútbol Europeas (UEFA), la Red Internacional de Publicaciones de la Calle (INSP) y las Naciones Unidas (ONU), que contribuyen a la promoción de la salud y la recuperación de la autoestima de personas que sobreviven en las calles.

La primera HWC fue en julio de 2003 en la ciudad de Graz, Austria, donde se jugaron 109 partidos ante unos 20.000 espectadores.

El alto impacto de transformación social sobre los participantes motivó a las organizaciones del mundo a enfocarse en el deporte como herramienta de inclusión. 
etiquetas