04/07/2013 Bolivia

Evo: “No me va a temblar la mano” para cerrar la embajada de EEUU

El presidente de Bolivia, Evo Morales, advirtió que no le va a “temblar la mano” para cerrar la embajada de Estados Unidos en La Paz “si fuera necesario”.

Por Enviado especial

Lo dijo, durante el acto en el que funcionarios de su gobierno, presidentes extranjeros, dirigentes políticos y civiles y miles de simpatizantes se congregaron para desagraviarlo tras su retención ilegal en Europa.

“No me va a temblar la mano para cerrar esa embajada; sin Estados Unidos estamos mejor”, señaló.

“No necesitamos embajada de Estados Unidos en Bolivia; no necesitamos, so pretexto de cooperación, de relación diplomática, que vengan a conspirar desde adentro”, remarcó el mandatario.

Morales recordó que “se ha ido el embajador de Estados Unidos, se ha ido la DEA” y agregó que, sin embargo, “seguramente hay (agentes de la) CIA infiltrados por aquí y por allá para hacer espionaje”.

Bolivia y Estados Unidos mantienen su relación diplomática virtualmente congelada desde que en 2008 Morales acusó al embajador estadounidense de conspirar contra su gobierno y lo expulsó, y Washington respondió con una medida recíproca.

Ese año Morales echó de Bolivia a los representantes de la oficina antidrogas estadounidense (DEA) y este año hizo lo mismo con los miembros de la Agencia para el Desarrollo Internacional (Usaid) norteamericana.

Bolivia y otros gobiernos de la región imputaron a Estados Unidos por la decisión de España, Francia, Italia y Portugal de impedir el paso por sus cielos del avión presidencial que traía a Morales de regreso desde Moscú y lo obligó a permanecer varado en Viena durante 14 horas.

El gobierno de Bolivia afirmó que la medida se debió a la sospecha -que aseguró era infundada- de que el avión de Morales transportaba al espía Edward Snowden, requerido por Washington.

“Creo que seriamente debemos debatir el tema de la dignidad y la soberanía; la Unasur no solamente debe defender la democracia sino defender la soberanía de todo el pueblo latinoamericano”, dijo Morales.

Tras el acto, Morales y los presidentes de la Argentina, Ecuador, Surinam, Uruguay y Venezuela, junto a representantes de los gobiernos de Brasil, Chile, Colombia y Perú, analizaban la situación y elaboraban una declaración sobre el incidente.