28/06/2013 banda

Liberan a "La cheta" Tamara Blanco bajo caucin juratoria

La estudiante, acusada de integrar una banda que cometió al menos 12 robos a ancianos en distintas localidades del sur del conurbano, fue liberada bajo caución juratoria por decisión de la Cámara de Apelaciones de Quilmes.

Fuentes judiciales informaron a Télam que Blanco, quien estaba detenida en el penal bonaerense de Florencio Varela, dejó la unidad cerca de la medianoche, luego de que el juzgado de Garantías 4 de Quilmes, a cargo de Damián Vendola, ejecutara la resolución tomada por la Sala I de la Cámara.

Para quedar libre, la estudiante de Relaciones Públicas de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) debió firmar una caución juratoria, comprometerse a comparecer al juzgado cada 15 días y someterse a un tratamiento psicológico, detallaron las fuentes.

"Se han dicho muchas mentiras en los medios, inventaron ese apodo de `la banda de la cheta` que dicen que yo integraba y que hacía cosas aberrantes. Todo una gran mentira, yo simplemente me enamoré de la persona equivocada, como él salía de noche y yo sufría de celos obsesivos y lo llamaba continuamente aparecí en las escuchas", expresó Blanco al retirarse anoche del penal junto a su madre.

"La cheta" se refirió así a quien era su pareja y está actualmente detenido en el marco de la misma causa, Emmanuel "Ema" García.

"Reconozco que me equivoqué, obviamente que me equivoqué y por eso la vida me dio una lección. En algo fallé, fallé en enamorarme ciegamente, pero nunca le hice nada a nadie, nunca participé de nada, nunca nadie puede denunciarme o decirme a ella la vi", agregó la estudiante tras ser excarcelada.

El 17 de octubre del año pasado el juez Vendola dicto la prisión preventiva para "La Cheta" Blanco, su novio "Ema" García, Ibarra y otros cinco acusados: Nahuel Peratta, Gastón Alba, Claudio Stonge, Martín Van Kemenade y Mariano Ruciechi por distintos robos cometidos en la zona sur del conurbano.

De acuerdo a la pesquisa, a la universitaria Blanco se le atribuye el rol de "marcar" las casas de algunas de las víctimas que residían en la zona de Quilmes y Berazategui.

La banda elegía días de lluvia para consumar los asaltos, en horario de madrugada, y utilizaban herramientas para abrir las ventanas y reducían a los moradores para comenzar a robar los objetos de valor que encontraban.

En las escuchas telefónicas se oyó a "Ema" García hablar con otros imputados sobre la supuesta planificación de los robos, los "tíos" (abuelos) que debían asaltar y los "paquetes" (botines) obtenidos en los robos. 
etiquetas