28/06/2013 San Cristbal

Un polica herido y dos delincuentes muertos tras un tiroteo en Capital

Dos delincuentes murieron y otros dos fueron detenidos, uno de ellos herido, durante un tiroteo que comenzó cuando dos policías pretendieron identificar la camioneta en la que se movilizaban por el barrio porteño de San Cristóbal.


El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, aseguró que uno de los policías que participó del procedimiento resultó herido de un balazo y esta tarde fue operado en el Hospital Churruca, mientras que el otro se salvó porque el disparo que le efectuaron rebotó en una libreta que llevaba guardada en uno de los bolsillos de su uniforme.

Según las fuentes, el hecho comenzó pasado el mediodía en el cruce de las calles Pavón y Catamarca, cuando dos policías motorizados participaban de un operativo de control de tránsito, y habían detenido la marcha de una camioneta Ford EcoSport color gris metalizado que les pareció sospechosa.

Cuando uno de los efectivos se acercó a la ventanilla del conductor para pedirle la documentación de la camioneta, desde adentro fue recibido a tiros.

"Con instrucciones de la Secretaría de Seguridad estaban trabajando en el control de tránsito e hicieron detener la marcha de una camioneta. Al momento en que el conductor de la Ford entrega la documentación, de la puerta trasera se baja uno de los delincuentes y le dispara", dijo el funcionario nacional.

Según relató Berni, el otro policía que lo acompañaba se interpuso y recibió un balazo.

Al tiroteo se sumó un tercer uniformado que estaba realizando tareas de vigilancia en la zona.

Como consecuencia del enfrentamiento, dos de los delincuentes que se hallaban en los asientos delanteros de la camioneta
murieron dentro del vehículo.

En tanto, los otros dos bajaron y uno de ellos cayó herido al piso, por lo que fue detenido.

El restante alcanzó a escapar corriendo, pero finalmente fue detenido por personal de la comisaría 20a., ubicada a media cuadra del lugar del hecho.

Según las fuentes, el suboficial herido fue identificado como el cabo Carlos Viera, quien recibió un tiro en la pierna derecha a la altura del fémur, con orificio de entrada y de salida.

El otro, un sargento de apellido Duret, también recibió un balazo, pero según Berni se salvó porque el tiro rebotó al impactar con una libreta que llevaba en uno de sus bolsillos.

"Fue un momento de extremo peligro porque se disparaban a corta distancia y a metros de los autos que estaban detenidos por el semáforo", contó este mediodía a Télam un testigo llamado José.

En principio, las fuentes señalaron que los dos delincuentes muertos no habían sido identificados hasta esta tarde, al igual que el herido que permanecía internado.

Por otra parte, la jueza subrogante del juzgado de instrucción porteño 28, María Rita Acorta, ordenó a personal de la Gendarmería que participe de los peritajes en el lugar del hecho, donde secuestraron al menos 20 vainas servidas calibre 9 milímetros.

Sin embargo, los vecinos contaron a los investigadores que se escucharon más de 40 disparos.

En tanto, Berni resaltó el trabajo realizado por los policías que participaron del episodio y aseguró que desde el Ministerio de Seguridad de la Nación "se está trabajando para bajar el delito".

"En mayo hemos bajado el robo a mano armada casi un veinticinco por ciento con respecto al año pasado", dijo el funcionario, quien afirmó que esa disminución "es el producto del trabajo, la planificación y la importante capacitación profesional y tecnológica de la Policía Federal".