27/06/2013 diagnstico precoz

Las primeras 24 horas son clave para la sobrevida en casos de meningitis

El diagnóstico precoz "es esencial para la sobrevida del paciente", afirmaron en el Congreso de Infectología Pediátrica desarrollado en Brasil, que planteó la iniciativa educativa "24 horas juntos contra la enfermedad meningocócica". Qué es y cómo se contagia.

Por Luca Toninello

Enviada especial

La enfermedad, que según la Organización Mundial de la Salud  causa 50.000 muertes anuales en el mundo, produce un rápido y severo cuadro infeccioso que puede ser mortal o dejar con graves secuelas a las personas, particularmente a los niños.

La enfermedad afecta principalmente a lactantes menores de un año, adolescentes y ancianos

"Pese a su gravedad, esta afección que se presenta con mayor frecuencia en invierno y primavera es poco conocida, y sus síntomas iniciales son confundidos con los de una gripe, por lo que no siempre se actúa con la rapidez que es esencial para la sobrevida del paciente", dijo a Télam Marco Safadi, infectólogo especialista en enfermedad meningocócica.

Safadi, también miembro del comité consultor de la Americas Health Foundation, indicó que "pocas enfermedades tienen tanto poder para causar pánico en la población como la enfermedad meningocócica".

Ese pánico se debe a la naturaleza "potencialmente epidémica" de la meningitis, ya que "el inicio rápido y las tasas de letalidad de hasta el 20% aumentan su impacto sanitario y económico".

Safadi participó del congreso de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica que se realizó esta semana en San Pablo, con el objetivo de intercambio y actualización de datos científicos y para promover iniciativas educativas como la de "24 horas juntos contra la enfermedad meningocócica".

La afección meningocócica "genera 50.000 muertes anuales en el mundo y unos 10.000 nuevos casos en América Latina, de los cuales uno de cada cinco es mortal, por eso debe ser siempre considerada una urgencia médica", enfatizó Safadi.

La enfermedad afecta principalmente a lactantes menores de un año, adolescentes y ancianos, aunque pueden padecerla personas de cualquier edad.

Sus principales síntomas son dolor de cabeza, fiebre, náuseas y vómitos, dolor de garganta o rinitis, intolerancia anormal a la luz, dolor de cuello y rigidez de nuca.

La vacunación, principal herramienta de prevención, puede ser recibida desde los nueve meses y hasta los 55 años.

Roberto Debbag, infectólogo, pediatra y directivo de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica, dijo que en casos de enfermedad meningocócica "la percepción es fundamental".

"Para que las vacunas lleguen a quienes lo necesitan, deben darse varios factores: el conocimiento de los médicos del sistema de salud acerca de que existe una manera eficaz de prevenir, y que esa medida sea transmitida a los padres en los momentos adecuados", precisó.

Debagg afirmó que los países que tienen más percepción de esta enfermedad son Argentina y Brasil, ya que "los pediatras están más alertas a los síntomas para atender rápidamente" a los pacientes.

La meningitis meningocócica es una infección bacteriana grave de las membranas que rodean el cerebro (meninges) y la médula espinal, causada por el meningococo "Neisseria meningitidis".

La bacteria que causa esta enfermedad presenta 12 serogrupos y, según los expertos, "es capaz de mutar y evadir ágilmente" las defensas humanas, por lo que en los últimos años produjo cambios en la epidemiología y circulación, modificándose "en cada país e incluso dentro del mismo país, de un año a otro".

Seis de los 12 serogrupos de esta bacteria son los responsables de los casos reportados mundialmente: A, B, C, Y, W135 y X.
Safadi precisó que "en Argentina, Brasil y Chile impacta especialmente el W135, que se convirtió a partir de 2000 en una cepa mucho más agresiva", en tanto, "en el resto de América Latina impactan los serogrupos B, C, W135 e Y".

En la Argentina, la enfermedad puede prevenirse mediante la vacunación contra cuatro serogrupos -A, C, Y y W135- a partir de los nueve meses, y se recomienda su aplicación especialmente en niños menores de cinco años.

Mientras el serogrupo C fue la principal causa de muerte en Argentina durante los `90, el W135 comenzó a prevalecer desde 2001, y desde 2008 representa alrededor del 50% de los casos.

"La Argentina ha tenido una tendencia estable en los últimos años en enfermedad meningocócica y cuenta con una buena calidad de información y vigilancia epidemiológica, con un porcentaje de hasta 0.6 casos por cada 100.000 habitantes y tasas de letalidad variables del 10 a 15 %", informó el infectólogo.

En México, que tiene más de 100 millones de habitantes, "se reportaron últimamente poco más de 50 casos al año, una muy baja tasa de incidencia para la población total", consideró.

Hernando Villamizar, ex presidente de la Asociación Latinoamericana de Pediatría y miembro del comité ejecutivo de la AHF, explicó que durante 2011 y 2012 se reportaron casos de meningitis meningocócica en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Estados Unidos, México, Uruguay y Venezuela.

"El diagnóstico precoz es indispensable, por lo que hay que trabajar en equipo, ampliar el conocimiento sabiendo que la prevención es posible, y comprometernos en esta lucha contra la enfermedad meningocócica los medios, los médicos y toda la sociedad, para generar mejores políticas de salud pública en nuestros países", concluyó.
etiquetas